lunes, 11 - Dic - 2017
Inicio / TÉCNICA / APRENDE CON MILTON: TÉCNICA PARA MONTAR EN NIEVE

APRENDE CON MILTON: TÉCNICA PARA MONTAR EN NIEVE

Extremar la precaución en nieve compacta y disminuir la presión del neumático es capital para el control de la bici.

Extremar la precaución en nieve compacta y disminuir la presión del neumático es capital para el control de la bici.

Si te planteas una ruta de montaña en esta época del año, las cumbres aún acumulan nieve como para sacar partido a esta técnica. El objetivo es ‘disfrazar’ nuestra bicicleta habitual como si se tratara de una Fatbike e imitar la conducción que necesitan.

Por Milton Ramos | Fotos: Diaporama Eventos

Pedaleando sobre la nieve nos enfrentamos a multitud de obstáculos que nos pueden detener. Por ello es primordial extremar la precaución y aumentar la anticipación habitual. Estar prevenido nos facilitará a la hora de ejercer los cambios necesarios con los hombros. Es una técnica similar a como si estuviéramos haciendo surf sobre una tabla. La nieve es una superficie resbaladiza e inestable y por tanto nuestros movimientos deben nacer desde el ‘core’, el tronco del cuerpo, hasta que los hombros actúen como fuerza motriz.

NEUMÁTICOS

En cualquier momento podemos toparnos con un bache oculto que no hemos avistado y la rueda derrapa debido a la falta de agarre. Es aquí donde entra en juego la adaptación hacia una Fatbike. Salvo que se trate de una competición, montando en nieve no debemos preocuparnos por el rendimiento sino por superar los escoyos y disfrutar de la salida.

La solución pasa por rebajar la presión del neumático. ¿Cuánto? Todo lo que sea soportable, es decir, que no destalone la llanta. De este modo conseguiremos aumentar considerablemente el ancho de la rueda y por ende la superficie de contacto con el firme.

Baja la altura del sillín con el fin de mejorar el control y la seguridad.

Baja la altura del sillín con el fin de mejorar el control y la seguridad.

Como ya habrás supuesto, la elección del neumático es decisiva. Un neumático de perfil rodador no va a conseguir el agarre mínimo y además el paso por curva será peligroso. Un taco pronunciado ofrecerá más tracción, más retención a la hora de frenar y más ‘grip’ en curvas.

NIEVE COMPACTA

Montar en nieve polvo o durante una nevada es más sencillo porque el agarre es mayor. Sin embargo, cuando la nieve se ha compactado la situación se complica. Todos nuestros sentidos se han de dirigir hacia una gestión adecuada de la frenada. El freno delantero debe regir la velocidad pero en ningún caso bloquea la rueda. Si perdemos el control sobre el tren delantero es prácticamente seguro que necesitemos sacar el pie, y caer sobre huelo no es tan confortable como hacerlo sobre nieve.

La rueda trasera sí puede bloquear, especialmente en curvas, donde podremos corregir la trazada apoyándonos sobre el pie interior y siempre a una velocidad extremadamente moderada.

MILTON-NIEVE-2

Usa el freno delantero, pero de manera que nunca bloquees la rueda delantera.

Una recomendación muy útil es bajar la altura del sillín. Aunque perdamos eficacia en la pedalada, este gesto reducirá el tiempo necesario para poner el pie de apoyo en el suelo en caso de deslizamiento lateral del neumático.

Escribe tus Comentarios

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.