Miércoles, 26 - Jul - 2017
Inicio / ARTÍCULOS / RUTA: LA RIOJA DESCONOCIDA

RUTA: LA RIOJA DESCONOCIDA

Recorremos la ruta GR-86, perfectamente señalizada para MTB, senderismo, etc.

Partiendo desde la pintoresca localidad de Cornago, en La Rioja, rodamos por un recorrido único que atraviesa las crestas y valles de las sierras de Alcarama y la Sierra de Ballenera, esta última ya en Soria. Con el cauce del río Linares como guía, se suceden pequeñas localidades despobladas rodeadas de un entorno natural apenas explotado por el hombre, que nos transporta a épocas pasadas.

Texto y fotos: TrackMTB

Con 39 km y 1.200 m de desnivel positivo esta ruta puede parecer convencional, sin demasiadas dificultadas, pero los números engañan. Esta travesía por La Rioja Baja y parte de Soria es exigente en todos los aspectos. Sobre todo porque comenzamos con una ascensión muy larga y prolongada de 8 km con fuertes pendientes que, en no pocas ocasiones, provocará que pongamos el pie en la tierra si no controlamos el ritmo y estamos en buena forma física.

Tras este primer gran esfuerzo, nos aguarda la recompensa en forma de paisaje, a través de las crestas de las sierras de Alcarama y Ballenera. Tramos de llano, pequeñas subidas y bajadas y el enclave que justifica el inicio de esta ruta prácticamente desconocida para el gran público: el cañón serpenteante del río Linares, con su conjunto de localidades despobladas y sus espectaculares senderos.

CORAZÓN DE CASTILLA

Cornago, uno de los pueblos más bonitos de la Rioja situado al sureste de la región, es principio y final de una atractiva jornada con nuestras dobles, que iniciamos sufriendo a través de las duras rampas de la sierra de Alcarama. Nos movemos en todo momento alrededor de los 1.000 metros de altitud, por lo que la temperatura suele ser bastante fría en invierno y es recomendable visitar esta zona en bicicleta en primavera o verano.

El castillo de Cornago, con sus cuatro torres, es testigo de la larga ascensión hasta la Cabeza de la Hoya, un cerro situado a 1.359 m. Este punto divide, de forma natural, La Rioja de Castilla y León y es un mirador perfecto de toda la orografía de esta comarca, rocosa e irregular, ideal para la práctica del Mountain Bike.

La sensación de soledad es acusada al atravesar esta zona desconocida y despoblada, corazón del norte de Castilla. Pueblos como Acrijos, uno de los muchos abandonados que quedan en Soria, dan sentido a esta ruta diferente, en la que nos alejamos de los saturados caminos y senderos de otras montañas ya excesivamente explotadas por el hombre.

EL CAÑÓN DEL LINARES

Acrijos marca el comienzo del primer descenso largo, y rápido, de la jornada, por una pista forestal en buen estado. Se encadena con otro kilómetro de subida que acaba con otra bajada hacia San Pedro Manrique, una pequeña localidad de 600 habitantes donde podremos avituallarnos y visitar su bonita plaza mayor rectangular, el castillo, la iglesia de San Martín de Tours, la muralla y la ermita de de la Virgen de la Peña, en cuyas inmediaciones se realiza, en la noche de San Juan, el tradicional Paso del Fuego, donde algunos sampedranos pisan, con los pies descalzos y llevando a otra persona a cuestas, una alfombra de brasas.

El sendero que recorre el cañón del Linares es de 16 km.

Llegamos, tras esta parada en San Pedro, al cañón del río Linares, correspondiente al GR-86, durante 16 km. Está bien señalizado y comienza con una fuente al lado izquierdo del camino, ofreciendo otra oportunidad de repostar. Los primeros metros discurren por un camino ancho, pero rápidamente se estrecha en una senda que está jalonada de tramos técnicos de roca, aunque fáciles de superar.

En apenas un par de kilómetros el paisaje se vuelve agreste, acentuando la sensación de aislamiento. A la derecha se queda el río, precedido de una gran caída, por lo que el vértigo aumenta por momentos. Rodamos por rocas de pizarra, que nos obligan a extremar las precauciones, y pequeñas rampas que nos cortan el ritmo, en general favorable, acentuando el carácter rompepiernas de toda la ruta.

VUELTA A LA CIVILIZACIÓN

Poco a poco vamos bajando y llegamos a la altura del río. El sendero lo recorre muy cerca, en ocasiones podemos caer al agua si perdemos el equilibrio. Tras muchos meandros y curvas, cruzando el propio río a través de unas piedras, llegamos al primer pueblo despoblado del cañón, Vea.

Aquí el sendero está bastante cerrado por las zarzas, poco a poco nos abrimos paso y aparecemos en la plaza del pueblo junto a la iglesia, como si de pronto hubiésemos encontrado una ciudad perdida, una curiosa sensación. Una vez junto a la iglesia nos sorprende el tamaño que tiene Vea, es bastante grande. Sólo quedan parte de algunos tejados, el resto de edificaciones ya no los tienen, y la maleza discurre por sus estrechísimas y empinadas callejas.

Podemos ver los restos de lo que fue la escuela y Correos, y dentro de las casas grafitis de épocas posteriores. El pueblo fue abandonado a mediados del siglo pasado y sus habitantes se incorporaron a San Pedro.

La altitud media del recorrido ronda los 1.000 metros, y la temperatura en verano suele ser suave.

Continuamos nuestro camino y cruzamos de nuevo el río, y recorriendo una parte de sendero bastante estrecha, que en alguna zona ha sufrido pequeños desprendimientos y tendremos que bajarnos de la bici, entramos en una zona muy cerrada de vegetación. Rápidamente, aumentamos la velocidad en un sendero con mucho ‘flow’ entre pinos, por el fondo del valle. Cruzamos un pequeño y bonito puente de piedra sobre el Arroyo de Ambriguela, afluente del Linares, frecuentado por excursionistas.

De nuevo subimos, aunque en poco tiempo llegamos a uno de los puntos más atractivos de esta sorprendente ruta: un espolón de roca con unas vistas increíbles, que nos transportan a otra época, con inmensas paredes de roca que cortan la panorámica.

Nos queda la parte final, muy divertida y que completamos rápidamente. Pueblos abandonados, variedad de terrenos, roca caliza, pizarra y senderos rápidos donde disfrutamos del MTB y de paisajes sobrecogedores. Los dos últimos kilómetros, ya de nuevo en La Rioja, los recorremos por carretera, antes de completar esta ruta circular inolvidable en Cornago.

Los descensos son escarpados, por lo que hay que extremar las precauciones.

FICHA TÉCNICA || CAÑÓN DEL RÍO LINARES

Provincia La Rioja y Soria
Distancia 39 km
Duración aprox. 5:30-7:30 horas
Dificultad técnica Media-alta
Dificultad física Alta
Tipo de vía Sendero, pista forestal, asfalto
Altitud máxima 1.359 m
Altitud mínima 666 m
Desnivel 1.200 m
Estación ideal Primavera, verano y otoño
Ruta Circular
Fuentes

 

Más información sobre esta ruta en el nº 43 de Bikes World.

Escribe tus Comentarios

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.