viernes, 28 - Feb - 2020
Inicio / EN FORMA / 3 ALIMENTOS PARA ACELERAR LA RECUPERACIÓN

3 ALIMENTOS PARA ACELERAR LA RECUPERACIÓN

recuperación-biker

La fase de recuperación después de una carrera, una larga salida o un entrenamiento es uno de los periodos más importantes para poder encarar próximos retos lo antes posible, y con éxito. Por ello, te mostramos cómo acelerarla de forma natural con tres claves nutricionales.

Por Aída Viladrich

Una recuperación satisfactoria y rápida tras varios días de entrenamiento intenso o carreras implica aportar a nuestro organismo nutrientes específicos para reponerse del desgaste muscular, el estrés oxidativo y el agotamiento general de todo el organismo. Estos alimentos que te proponemos a continuación te ayudarán a revitalizar de nuevo el cuerpo.

1. PROBIÓTICOS: BACTERIAS PARA LA RECUPERACIÓN

Los probióticos son bacterias que se encuentran de manera natural en la alimentación diaria como en lácteos fermentados, yogures, leche, cereales, etc. Estos microorganismos forman la flora intestinal y la salud depende de la cantidad de bacterias buenas que tengamos en nuestro intestino.

La necesidad del deportista

Sería conveniente, casi obligatorio, que cualquier deportista tanto élite como amateur, sobre todo los de fondo, hagan durante una temporada la toma de probióticos, especialmente los meses de más entrenamiento. El desgaste físico continuado provoca alteraciones en la flora intestinal y, en consecuencia, pone en riesgo el sistema inmune, debilitándolo.

Varios estudios científicos han demostrado que cuando se administran probióticos aumenta el número de bacterias beneficiosas en el intestino, favoreciendo una rápida recuperación del estrés fisiológico, mejorando nuestro sistema de defensa, colaborando en la formación de nutrientes como vitaminas o enzimas y ayudando a mejorar la absorción del calcio, magnesio o del hierro. ¿Necesitas más motivos?

No basta con yogures

La publicidad nos vende los yogures ‘bífidus’ como una buena opción para repoblar la flora intestinal, pero se tendría que consumir más de 2 litros de yogur diario para conseguir la eficacia deseada de los probióticos.

¿Cómo tomar los probióticos?

Los probióticos han de tomarse en ayunas. Preferentemente por la mañana si detrás no ingerimos ninguna bebida caliente para evitar su destrucción y prevenir así que lleguen vivos al intestino o a última hora de la noche, espaciando dos horas la toma de la cena y evitando así que los jugos gástricos puedan también “matarlos”.

¿Dónde encontrarlos?

Los podemos encontrar a la venta en parafarmacias, farmacias o herbolarios, en forma de cápsulas, en comprimidos, masticables, en sobres o en cómodos viales. Para los intolerantes a la lactosa, existen varias marcas en el mercado a su disposición.

Los probióticos favorecen la recuperación del estrés fisiológico.

2. ACEITE DE GERMEN DE TRIGO

Tan fácil como añadir dos cucharadas de este aceite a tu dieta para aprovisionarte de todos sus nutrientes y potenciar una rápida recuperación tanto física como mental. Veamos cuáles son los motivos por los que este aceite es un indispensable en nuestra alimentación:

• Es un buen regenerador de los tejidos, musculatura, paredes de vasos sanguíneos y corazón.
• Contiene muchas proteínas e hidratos de carbono de calidad, para un mayor rendimiento y eficaz recuperación muscular.
• Es una de las mejores fuentes de vitamina E, un antioxidante natural, y de fósforo, que potencia la memoria y asegura un buen funcionamiento de las células nerviosas.
• Posee un gran contenido de ácidos grasos esenciales insaturados (cuando hablamos de esenciales nos referimos a que si no los obtenemos de la dieta nuestro cuerpo es incapaz de sintetizarlos).
• Es destacable el alto contenido de vitaminas del grupo B, entre las que se encuentran la B1, B2, B6 y el gran aporte de magnesio.

El aceite de trigo posee ácidos grasos benignos.

El aceite de trigo posee ácidos grasos benignos.

3. CEREALES: CÓMO INTRODUCIRLOS

Son alimentos que contienen todos los grupos de nutrientes (hidratos de carbono, proteínas, lípidos, vitaminas, minerales y fibra) y es una excelente opción a que recurrir para reponer y evitar cualquier tipo de carencia nutricional. Los tipos de cereales de calidad a los que nos referimos son: arroz integral, quínoa, mijo y fonio, espelta, kamut, espelta, trigo serraceno, teff, trigo, maíz.

Además, si combinas cualquier cereal con una legumbre te asegurarás de obtener todos los aminoácidos esenciales, es decir, los nutrientes propios de la carne, y no hará falta incorporar carne al menú. La proporción ideal son dos partes de cereal por una de legumbres.

Una buena manera de consumir mijo es en forma de hamburguesas.

Una buena manera de consumir mijo es en forma de hamburguesas.

Para aprovechar toda la energía vital del grano es necesario el consumo del cereal en forma integral. Si un cereal es aplastado o molido, pierde su poder de germinación y con ello su vitalidad. Y una consideración a tener en cuenta es la importancia de consumirlos de calidad biológica, es decir, sin pesticidas ni abonos químicos.

Déjanos tus Comentarios