domingo, 17 - Feb - 2019
Inicio / ARTÍCULOS / 5 TIPOS DE PEDALES AUTOMÁTICOS: VENTAJAS E INCONVENIENTES

5 TIPOS DE PEDALES AUTOMÁTICOS: VENTAJAS E INCONVENIENTES

El uso de los automáticos logra una pedalada más potente y reduce molestias y lesiones.

Si has decidido dar el paso a los pedales automáticos o quiere cambiar por un modelo más adaptado a tu técnica y estilo de pedaleo, es importante que tengas en cuenta las opciones de referencia en el mercado y valores sus ventajas e inconvenientes.

Por José M. Escotto

Una vez decidido que quieres ‘pasarte’ a los pedales automáticos, es importante conocer qué tipos de pedales y calas pone el mercado a tu disposición para escoger los que mejor se adapten a tu tipo de conducción o a la modalidad que practiques.

1. SPD (Shimano Pedaling Dynamics): estrenado en 1990, es el sistema estrella del MTB, el más utilizado e imitado (Wellgo, Ritchey, B’Twin….). En la facilidad de uso radica una de sus grandes ventajas (el pedal se ancla por ambas caras), así como en su comprobada fiabilidad y una excelente relación calidad/precio. La facilidad que tienen los pedales para ajustar la dureza de sus muelles es otra de sus particularidades. Y es algo imprescindible ya que, por concepción, son unos pedales duros a la hora de anclar la zapatilla.

Tantos años de desarrollo han permitido que existan multitud de diseños (distintos tipos de plataformas, desde una utilización Trail hasta el Enduro o DH). Además no hay zapatilla de MTB que no incorpore el anclaje para este tipo de calas, con su sistema de dos tornillos. Hay otros fabricantes que han lanzado sus productos a imagen y semejanza de los SPD, pero destacamos el pedal SYZR de Speedplay que, tomando como base el SPD ha ido un poco más allá con una cala de especial diseño (más grande) que implica una mayor estabilidad del pie y mayor transmisión de la potencia.

A favor: amplio rango de precios; numerosas marcas comercializan pedales compatibles con este sistema; bajo mantenimiento, fiabilidad y regulación de la dureza del muelle.

En contra: uso complicado en condiciones de barro; Desacople de la cala algo duro y peso elevado.

2. Crankbrothers: este peculiar sistema se relaciona siempre con una gran facilidad de uso, en especial en condiciones de mucho barro, gracias a un minimalista diseño y a la posibilidad de ser anclado por las cuatro caras del pedal. Además, poseen un alto rango de movimiento hasta el desacople, lo que evita sustos por una salida del pie en el pedal (el rango llega hasta los 20º). El diseño también implica un bajo peso, siendo el modelo Eggbeater 11, de enfoque XC, el pedal más ligero del mercado según declara la propia marca (179 g la pareja).

A favor: facilidad y suavidad de anclaje (4 caras disponibles) y de desacople; buena evacuación del barro; numerosas opciones (también con plataformas de Enduro/DH); bajo peso.

En contra: precio; mantenimieto más exhaustivo; posibilidad de abrirse al golpearse con algún obstáculo.

3. Speedplay: sistema exclusivo de la marca norteamericana (la serie Frog es la destinada al MTB) que tiene la particularidad de ser el pedal el que entra dentro de la cala y no al contrario, como suele ser lo habitual. Esto supone que la superficie de apoyo es muy grande, con una alta transmisión de la potencia. Por otro lado, su minimalista diseño los hace especialmente ligeros. Y su forma de anclaje, cómoda y fácil, se puede realizar por ambas caras. Al igual que los Crankbrothers, posee un amplio rango de movimiento hasta su desacople de 20º. La imposibilidad de optar por plataformas en su catálogo excluyen su uso en modalidades ‘gravity’ (para eso tienen lagama SYZR).

A favor: alta transmisión de la potencia; facilidad de anclaje; bajo peso.

En contra: precio; mantenimiento alto; utilización complicada en condiciones de barro.

Atac (Time): mezcla perfectamente los conceptos del SPD (dos caras de anclaje) con los de los Crankbrothers (diseño minimalista que permite una excepcional evacuación del barro). Los Time tienen como particularidad la posibilidad de optar entre distintas calas que permiten varios ángulos de desacople del pie: desde los 10º hasta los 17º.

A favor: facilidad y suavidad de anclaje; muy buena evacuación del barro; alta transmisión de potencia; bajo peso.

En contra: precio más alto que los SPD; no se puede regular el apriete; pocas opciones en el mercado. 

Look S-Track: otro sistema francés, muy similar al anterior. Look ha diseñado un pedal que posee dos superficies diferenciadas de apoyo del pie: un apoyo estándar que llega a los 200 mm cuadrados y un apoyo extra que, mediante una pequeña zapata de contacto adicional (en medidas de 0.5, 1 y 2 mm), aumenta la superficie de contacto hasta los 460 mm2, una cifra altísima en el MTB que permite un aporte de potencia a la pedalada muy alto. Por otro lado, Look dispone de dos tipos de calas, unas de anclaje más duro/firme y otras con un anclaje más suave/fácil de acoplar. Comparte ventajas e inconvenientes con el sistema Atac.

Más sobre pedales automáticos de MTB en el número 43 de la revista Bikes World.

Déjanos tus Comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.