domingo, 21 - Abr - 2019
Inicio / EN FORMA / 6 CONSEJOS DE ENTRENAMIENTO CON LLUVIA

6 CONSEJOS DE ENTRENAMIENTO CON LLUVIA

Existen soluciones para compaginar MTB y tiempo inestable, evitando perder una sesión de entrenamiento por lluvia. Estas recomendaciones te ayudarán a salvar el día e incluso aprovechar para potenciar ciertas habilidades.

Que comience a llover no significa que tengas que dejar la bici en el garaje y perder una salida. Existen diferentes fórmulas para adaptar el entrenamiento a las condiciones y aprovechar la jornada, a pesar de sufrir un poco más que con un día soleado.

1. CORTO PERO INTENSO

Recorta el entrenamiento a lo mínimo imprescindible. Con ropa y accesorios adecuados puedes mojarte durante una hora y media sin temor a sufrir problemas térmicos, por ello cada minuto dedicado a este entrenamiento ha de ser 100% útil.

2. CERCA DE CASA

Escoge mejor un circuito completo cerca de casa, evitando los terrenos arcillosos en favor de superficies de buen drenado. Busca subidas pronunciadas y explosivas, bajadas escalonadas y sucesiones de curvas. Practicar sobre terreno técnico en condiciones desfavorables te hará mejorar la técnica.

3. NO TE ABRIGUES DEMASIADO

Ten en cuenta la temperatura. La lluvia no siempre es sinónimo de frío y entrenar demasiado abrigado, incluso a pesar de estar mojado, puede provocar un exceso de sudoración y deshidratación. Escoge por tanto la ropa adecuada para impermeabilizarte y acorde a la temperatura ambiente.

4. USO DE COMPLEMENTOS TÉCNICOS

Las partes del cuerpo más sensibles al frío son cabeza, pies y manos. Hay algunos ‘remedios’ caseros muy económicos como utilizar gorros de ducha, guantes de plástico y bolsas de plástico para los pies, pero son recursos puntuales que además impiden la transpiración corporal por lo que pueden ser contraproducentes tras un uso prolongado.

La tecnología actual ofrece material técnico apropiado para el ciclismo bajo la lluvia. Carcasas rígidas en los cascos, guantes con tejidos térmicos o cubrezapatillas de neopreno son protecciones muy útiles para retrasar la penetración del agua pero, en ningún caso la evitarán de forma absoluta.

5. PROTECCIÓN DE OBJETOS

En estas condiciones llevar contigo tus efectos personales e ir documentado es más importante que nunca. Utiliza bolsas estancas o fundas de neopreno para el teléfono móvil y las tarjetas y documentos personales.

6. BEBER SIEMPRE

No olvides la hidratación. Bajo la lluvia, la sensación de sed tarda en aparecer pero el cuerpo se calienta y pierde líquidos por la sudoración de igual manera. Además, los materiales impermeables dificultan la transpiración y potencian la deshidratación. Recuerda beber líquido antes, durante y después de la sesión.

Déjanos tus Comentarios