lunes, 16 - Sep - 2019
Inicio / EN FORMA / 7 MITOS DE LA PREPARACIÓN PARA LA COMPETICIÓN

7 MITOS DE LA PREPARACIÓN PARA LA COMPETICIÓN

APERTURA-3

Arranca la temporada para muchos bikers. Después de un periodo de transición, toca ponerse a punto para llegar al 100% a la carrera en cuestión. Y es precisamente ahora cuando muchos de ellos recurren a trucos, consejos y prácticas de fuentes poco recomendables. Presta atención a estos siete errores comunes entre los ciclistas que preparan su puesta a punto en pretemporada.

Por Chema Arguedas

Puedes leer el artículo completo en el nº 15 de Bikes World.

MITO 1. SI ERES DE MTB COGE LO MENOS POSIBLE LA ‘FLACA’

Son muchos bikers los que utilizan una bicicleta de carretera para realizar gran parte de sus entrenamientos. Y hacen muy bien. Respetando aquellos que tienen pavor a entremezclarse entre los coches o que no disponen de medios para comprar dos bicicletas o sitio para tenerlas. Si tu situación no es ninguna de estas, entrenar con una bicicleta de carretera es la mejor forma de entrenar. Un profesional realiza el 70-80% del entrenamiento con ‘la flaca’. La frecuencia: un día a la semana o dos en el segundo mes de base y alguna semana del tercer mes o ciclo hasta tres días.

CARRETERA-1

MITO 2. ENTRENAR EN AYUNAS PARA AFINAR

El principal motivo de entrenar en ayunas es potenciar el metabolismo de los lípidos a nivel muscular. Un músculo acostumbrado a utilizar grasas como combustible, utilizará éstas a la mínima ocasión, con el consiguiente ahorro de glucógeno. Este método especialización cuando vayas “vacío” al final de cualquier marcha, será de una gran ayuda. Sobre todo a aquellos que participan en maratones. Lo recomendable sería tener una base mínima de resistencia antes de aplicar este tipo de entrenamiento. Con uno o dos días a la semana sería suficiente.

MITO 3.  EL ÉXITO ESTÁ EN HACER MUCHOS KILÓMETROS

El éxito de un plan de entrenamiento no se basa en el volumen o número de kilómetros que se hacen. El éxito se encuentra en hacerlos a la intensidad adecuada, concediéndoles su protagonismo en el periodo que corresponde y siempre con progresión, ya que de lo contrario no se asimilan. Hay momentos que hay que priorizar la intensidad y por lo tanto, los kilómetros deben ser secundarios. No pierdas de vista las pruebas donde quieres rendir. No es el mismo volumen una prueba Cross Country, que un maratón o un descenso.

MITO 4. DEBO IGUALAR ENTRENANDO EL KILOMETRAJE DE LA PRUEBA QUE PREPARO

Es Innecesario. Otra cosa es que estés capacitado, pero con realizar el 80% de la distancia a recorrer o el tiempo estimado que invertirás, es más que suficiente. Para asimilar con garantías el kilometraje en cuestión, deberás alcanzarlo de forma progresiva a lo largo de la preparación. De lo contrario podrías fracasar.

MITO 5. LOS ANTIBIÓTICOS TE DEJAN PARA EL ARRASTRE

Más bien lo que te deja para el arrastre es la infección que ha hecho que tengas que tomar esos antibióticos. Sin embargo, una de las creencias más habitual para justificar un mal rendimiento es haberte medicado con antibióticos. En los días que estés más afectado por la infección, si sales, que sea suave. De lo contrario podrías agravarlo. El antibiótico sí puede impedir una adecuada asimilación de ciertos minerales y provocar calambres si, al poco de haber terminado su ingesta o durante el tratamiento, participas en alguna prueba.

APERTURA-1

MITO 6. TOMAR GELES EN RUTA NO ES BUENO

Llevan relativamente poco tiempo entre nosotros y ya habrás oído decir que si los consumes en marcha, puedes sufrir otro rebote hipoglucémico. Pero esto no es así con exactitud. Los geles están compuestos por carbohidratos especialmente indicados para el consumo durante la práctica deportiva. Es más, te los recomendamos. Cuando nos ejercitamos, la segregación de determinadas hormonas inhiben la aportación de insulina y no existe el mismo riesgo de rebote hipoglucémico que antes de comenzar a dar pedales. Si decides consumir alguno de estos productos en alguna competición, es importante probarlo previamente en los entrenamientos.

MITO 7. PARA EL CANSANCIO, TOMA VITAMINAS

Con el paso del tiempo nuestro organismo va envejeciendo y se va oxidando. El problema es que envejece a distinta velocidad que nuestro cerebro, o nuestros pensamientos, ya que mentalmente nos sentimos eternamente jóvenes y queremos mantener el mismo nivel de exigencia que años atrás. Hay que tener en cuenta las cargas externas como nuestras ocupaciones socio-familiares y laborales, edad, sexo, etc. Los procesos de recuperación se ralentizan. En otras palabras, seguir al pie de la letra el principio de individualización: debes hacer lo que puedes y no lo que te gustaría. No hay que pasar por alto los periodos de descanso. Son parte del entrenamiento.

Déjanos tus Comentarios