sábado, 19 - Ene - 2019
Inicio / BRICO / AJUSTA EL REBOTE DE LAS SUSPENSIONES

AJUSTA EL REBOTE DE LAS SUSPENSIONES

Para conseguir menos rebote, se deberá girar el dial en sentido de las agujas del reloj.

Para conseguir menos rebote, se deberá girar el dial en sentido de las agujas del reloj.

Una de las claves de la eficiencia de la horquilla y el amortiguador la da el rebote. Su fácil ajuste en las suspensiones actuales permite conservar la estabilidad de la bicicleta sin perder velocidad. Aquí te mostramos cómo calibrarlo correctamente de acuerdo a tus necesidades.

Por José M. Escotto

Aparte del SAG o prehundimiento y la precarga, otro parámetro que es posible modificar de nuestras suspensiones es el rebote, aunque no es manipulable en todos los modelos (sobre todo en algunos de gama baja). Al rebote, también llamado amortiguación de compresión, podemos definirlo como la velocidad que tiene la suspensión en recuperar el recorrido consumido (extensión), es decir, la rapidez con la que las barras retornan a su posición inicial tras comprimirse.

Es uno de los factores que contribuye a la estabilidad de la bicicleta, evitando tener que aminorar la velocidad ante el paso de obstáculos, baches y similares. Su calibración se efectúa a través de una válvula o dial, normalmente pintada de color rojo para su mejor identificación, que se abre y cierra como si fuera un grifo, dejando pasar más o menos aceite al circuito hidráulico de la botella de la horquilla o del cuerpo del amortiguador.

REGULACIÓN POR CLICKS O VUELTAS

Al girar el dial del ajuste del rebote se sienten unos ‘clicks’ que sirven para orientar al usuario sobre cuánto está abierta o cerrada. De esta manera, la medición del rebote se calcula habitualmente en la cantidad de topes superados desde la posición de ‘cerrado’ (ejemplo: 10 ‘clicks’). También existen diales que funcionan mediante vueltas.

Para este ajuste no hay unos parámetros fijos, dependerá del terreno donde vayamos a rodar, el peso, los gustos personales, etc, aunque los fabricantes recomiendan llevar uno intermedio. Para firmes más irregulares, un rebote rápido, más abierto, es más adecuado que uno más lento o cerrado, más indicado para terrenos menos tortuosos, con obstáculos más dispersos. Pero el resto de factores comentados hará variar la regulación en función de cada biker.

PASO 1: VERIFICACIONES

La operación de regulación del rebote es sencilla e intuitiva, pero es importante hay que seguir una serie de pasos para obtener el más indicado para nosotros y nuestra bici. Lo primero, y aunque suene a Perogrullo, hay que verificar que el bloqueo de la horquilla está abierto, además de tener nuestro SAG (prehundimiento) ajustado.

PASO 2: IDENTIFICACIÓN

La válvula del ajuste se sitúa normalmente en la parte inferior de la botella derecha de la horquilla, pero hay que asegurarse antes de que incluya o que esté situado en la parte superior. Además, al lado de la válvula siempre suele haber una pegatina que nos indica la dirección para imprimir más o menos rebote.

Dial del rebote.

PASO 3: COMPRIMIR

Una vez efectuadas estas verificaciones previas, bajados de la bicicleta, comprimimos todo lo que podamos la horquilla (ayudándonos del freno delantero) y soltamos de golpe. Si la rueda se despega del suelo, nos indica que tenemos un excesivo, o muy rápido, rebote.

PASO 4: REBOTE DE LA HORQUILLA

Giraremos la válvula en sentido de las agujas del reloj, que se corresponde siempre con menos rebote, comprimiendo después hasta que la rueda no se despegue del suelo. Si al soltar, la horquilla retorna a su posición original muy lentamente, tendremos que girar la válvula en el sentido antihorario, imprimiendo más rapidez.

Ajuste del rebote en la horquilla.

PASO 5: REBOTE DEL AMORTIGUADOR

Misma operación con el amortiguador, que posee habitualmente su dial en la zona superior, por encima del manguito. Verificamos primero el estado inicial del amortiguador comprimiéndolo a través del sillín y efectuamos la misma operación que en el paso anterior.

PASO 6: IGUALAR EL AJUSTE

Hay que tener en cuenta siempre el intentar igualar lo máximo posible el comportamiento de las dos suspensiones. Para ello, se pueden comprimir ambas desde el tubo horizontal e ir regulando el rebote de la trasera hasta igualarlo o asimilarlo al de la delantera. Recordar que llevar bien regulado el rebote tanto de horquilla como amortiguador mejorará vuestra maniobrabilidad, tracción y seguridad sobre la marcha.

Comprimir la suspensión para igualar el rebote.

Déjanos tus Comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.