domingo, 19 - Ago - 2018
Inicio / TÉCNICA / AUMENTA LA VELOCIDAD EN EL PASO POR CURVA

AUMENTA LA VELOCIDAD EN EL PASO POR CURVA

Diaporama Eventos

Dominar la técnica a la hora de tomar las curvas a gran velocidad multiplica el rendimiento de nuestras salidas en mountain bike. Abusar de los derrapes, un mal uso de los frenos o corregir la trazada son algunos de los errores más comunes en esta maniobra. Por ello, te queremos enseñar los mejores trucos para perfeccionar el giro rápido sin comprometer la seguridad, ni ceder ni una décima de segundo extra.

Por Milton Ramos

Puedes leer el artículo completo en el número 13 de Bikes World

Para ser el más rápido sobre tu MTB tan importante, o más, es dominar la técnica como mantener un buen estado de forma. Completar el paso por curva a gran velocidad, adaptando la conducción y la destreza a la exigencia requerida, es uno de los puntos clave para multiplicar tu rendimiento.

Aquí entran en juego tres factores: anticipación, colocación, y, quizá el más importante y muchas veces infravalorado, un uso adecuado de la frenada. Tal y como nos explica Milton Ramos, si aprendemos y dominamos estos pasos, mejoraremos de forma muy notable el rendimiento a la hora de tomar las curvas sin comprometer la velocidad más de lo estrictamente necesario.

FRENADA

El uso adecuado de los frenos es posiblemente el factor más determinante a la hora de tomar una curva del modo más seguro y eficaz. Como ya vimos en la técnica de descenso, la anticipación es prioritaria, pues nos permitirá calcular la trazada correcta en función de su dimensión y adecuar la velocidad para tomarla con la mejor relación velocidad/seguridad.

Una vez procesada la trayectoria ideal, es el momento de aminorar la marcha, siempre antes de entrar en la curva. Es el freno delantero el que absorbe la mayor parte de la capacidad de frenado (aproximadamente un 70% del total) mientras que el trasero únicamente debe aminorar la velocidad o bloquear por completo para realizar un derrape en caso de que haya que corregir bruscamente la trazada. Una vez dentro de la curva, si nos vemos obligados a rectificar la trayectoria, esta vez sí debemos recurrir al freno trasero.

POSICIÓN

Perfeccionar la postura sobre la bici en la toma de las curvas es otro elemento que nos permitirá mejorar la técnica y rodar más rápido. Una vez que hemos definido con anticipación qué trayectoria vamos a seguir, la mejor técnica de entrada a la curva es la que nos permite mantener la bicicleta lo más vertical posible. Podemos desplazar nuestro peso corporal hacia el interior, siempre acompañando la dirección con la mirada, pero conservando la verticalidad del neumático, ya que así podremos aprovechar al máximo la banda de rodadura de la cubierta, donde el taqueado es más pronunciado y por tanto donde aporta el mayor agarre, fundamental a la hora de regular la velocidad y la trazada con los frenos.

Ya en el interior de la curva, se invierte la técnica. Ahora es la bicicleta la que debe inclinarse progresivamente manteniendo la verticalidad del ciclista. Así conseguimos descender el centro de gravedad para mejorar el control durante el giro y aprovechar la inercia para no perder velocidad.

Después de esta sucesión de gestos, la salida de la curva recupera la posición inicial para, con una alta cadencia de pedaleo, aprovechar la inercia lograda y salir a toda velocidad. Practica una y otra vez la técnica del paso por curva a mayor velocidad y pronto comprobarás la capacidad que tienes de ganar tiempo en los giros.

Déjanos tus Comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.