miércoles, 27 - May - 2020
Inicio / ¡A PRUEBA! / PRUEBA: BMC FOURSTROKE 01 ONE

PRUEBA: BMC FOURSTROKE 01 ONE

Tras cuatro años liderando circuitos, la firma suiza ha vuelto a revolucionar el segmento XC con la segunda generación Fourstroke, una doble suspensión forjada a raíz de las demandas del BMC Racing Team para un rendimiento superior en la Copa del Mundo.

POR IGNACIO CACHARRÓN / FOTOS ACCIÓN TRACK MTB

 

Fourstroke es, desde hace años, el sello asociado a la alta competición de Cross Country en BMC. La primera generación de esta bicicleta ha sido responsable de buena parte de los éxitos de leyendas del Mountain Bike como Julien Absalon. Cuatro años después la Fourstroke revoluciona de nuevo el XC con una segunda generación adaptada a los circuitos ultra técnicos.

Y, como acostumbra la firma con sede en Grenchen (Suiza), esta revolución parte de innovaciones exclusivas y el uso de material ‘premium’. Comenzando por el cuadro, formado íntegramente por la fibra de carbono de mayor rango de BMC y común a los tres montajes que componen la gama. El peso dado por la marca es de 2.180 gramos incluyendo el amortiguador y 2.525 g si sumamos la tija telescópica. La optimización del peso se ha llevado al extremo, incluyendo una reducción de 51 gramos respecto a la anterior versión sólo en la tornillería y de 40 gramos en la bieleta, ahora facturada en carbono inyectado de una sola pieza en lugar de aluminio.

El marco, de líneas sobrias y acabados elegantes, está salpicado de soluciones inteligentes que mejoran su diseño y rendimiento. Incluye de serie un guardabarros para la bieleta inferior, un ligero guiacadenas, topes integrados en la dirección para evitar impactos del manillar en el cuadro y un sistema de cableado interno (IP) totalmente invisible por el triángulo principal, bieleta y basculante, con un guiado de rápido acceso para facilitar su mantenimiento.

LÍNEAS RADICALES

La configuración de la nueva geometría convierte a la Fourstroke en una de las bicicletas más radicales de su segmento.  Basta con reparar en su ángulo de la dirección, lanzado a 67,5º. Es incluso más abierto que en la BMC Trailfox, la montura Trail/All Mountain de la casa y más lanzado que otras dobles de alta competición como la Specialized Epic (69,5º) o la Scott Spark RC (68,5º). La longitud de las vainas se ha recortado hasta dar con una cifra notable de 429 mm, mientras que el triángulo delantero se amplía, con un incremento del reach de 50 mm y una distancia entre ejes ligeramente superior a la primera Fourstroke.

El sistema de suspensión Advanced Pivot System se ha visto afectado por las mejoras en el cuadro. Conserva la disposición vertical del amortiguador con un anclaje virtual por medio de dos bieletas, sin punto de giro en el basculante. Su comportamiento se ha optimizado de cara a un uso intenso en competición y trabaja en torno a tres fases del recorrido, de mayor suavidad en la absorción a más progresividad en el último tercio. Podemos optar por una configuración del SAG más dulce o más seca en función del tipo de circuito: Maratón o XC, e identificar rápidamente el tacto durante la marcha mediante un medidor junto a la bieleta principal.

ACABADOS EXLCUSIVOS

De los tres montajes disponibles en la gama Fourstroke hemos tenido la oportunidad de probar el modelo de mayor rango, la 01 One, a un precio que revela el lujo de esta bicicleta. Todos los componentes responden a la alta gama y la fibra de carbono es el material reinante.

El set de suspensiones está firmado por Fox con la serie Factory y acabado anti fricción Kashima.  Horquilla y amortiguador permiten la gestión de su recorrido mediante un mando remoto DT Swiss ODL en el manillar con tres posiciones: abierto, ‘trail’ y bloqueado.

En la transmisión encontramos el grupo XX1 Eagle de SRAM, reservada para los modelos premium de cualquier catálogo. No obstante, en este rango de precio, nos hubiera gustado encontrar el nuevo grupo AXS Eagle electrónico de SRAM, una elección que algunas rivales de esta bicicleta ya comienzan a incorporar, aunque estamos seguros de que BMC lo hará en los montajes 2020. Además, se ha optado por una combinación de cassette y cadena en acabado metálico, más discreto que el habitual acabado ‘gold’ que muchos bikers aprecian por su exclusividad.

El set de ruedas recurre al modelo de competición de la firma, también suiza, DT Swiss, las XRC 1200 Spline. Están fabricadas en fibra de carbono, presentan un ancho interno de 25 mm y el peso del juego, con ejes Boost, es de 1.434 gramos. Están acompañadas por neumáticos rodadores como los Vittoria Barzo, con un balón de 2.25 (el cuadro permite incluso cubiertas de 2.35) y acabado retro ‘Skin Wall’, muy de moda esta temporada.

LA VELOCIDAD, PROTAGONISTA

La Fourstroke es una bicicleta nacida por y para la competición, y BMC no oculta su perfil deportivo. Es una montura, por tanto, que continuamente exige lo mejor del piloto en la búsqueda de la mayor velocidad ante el crono o rivales. La posición que propone es muy vertical, con un ángulo del sillín a 75,6º, lo que nos permite desplazar el peso corporal sobre el eje delantero rápidamente en fuertes pendientes positivas y lanzar una bicicleta que supera, por muy poco, los 10 kilos de peso, teniendo en cuenta que integra una tija telescópica.

Las bicicletas de competición de alta gama suelen estar diseñadas para marcar las diferencias en ascensiones, pero la Fourstroke resulta decisiva en los tramos de descenso, y cuanto más exigentes, más rápida es. La tija RAD nos ayuda a bajar el centro de gravedad y la dirección tan lanzada, propia de bicicletas Trail, nos permite acometer obstáculos, cortados e incluso saltos con asombrosa facilidad. No estamos acostumbrados a montar en circuitos de alta dificultad técnica con una bicicleta tan ligera. Además, el diseño compacto de la trasera y su manillar ancho (750 mm) mejora el manejo en terreno revirado o escarpado, donde dirigir la bicicleta con agilidad y precisión allá donde queramos.

La disponibilidad de un ajuste de las suspensiones de tres posiciones es idóneo para optar por un SAG generoso que potencie la absorción y regular este tacto mediante el mando remoto. De este modo, la trasera puede tolerar irregularidades con suavidad en el modo medio o abierto y dejar el bloqueo para las aceleraciones más fulgurantes. La contaminación de la pedalada es prácticamente nula incluso con las suspensiones abiertas y el tacto en el último tramo de la absorción es seco, propio de una bicicleta de XC de alta competición donde el protagonista es el rendimiento.

EN RESUMEN

Rápida, ligera y exclusiva. La nueva Fourstroke abraza la mejor tecnología del Mountain Bike para proporcionar un rendimiento superior adaptado a la exigencia de los circuitos de Cross Country actuales. Sus líneas son propias de una bicicleta Trail pero la velocidad corresponde sin duda a una bicicleta de competición.

TIJA RAD

Race Application Dropper (o RAD) es el nombre de la primera tija telescópica integrada. Ofrece un recorrido de 80 mm en dos posiciones ajustables mediante un mando de accionamiento mecánico. El propio tubo del sillín actúa como estructura de la tija, logrando una rebaja aproximada de 100 gramos respecto a los modelos telescópicos convencionales. El cuerpo del tubo presenta una forma elíptica muy delgada en las paredes y reforzada en los laterales para mejorar la rigidez y resistencia en un 30% y facilitar la fricción del sistema. El peso aproximado es de 345 gramos, un incremento mínimo respecto al montaje de una tija rígida de carbono.

 

FICHA TÉCNICA / BMC FOURSTROKE 01 ONE

Precio 9.999 €
Peso 10,27 Kg (talla M sin pedales)
Cuadro Fourstroke 01 –  Premium Carbon
Horquilla Fox Float 32 SC, Factory, FIT4, Kashima (100 mm)
Amortiguador Fox Float DPS, Factory, Evol, Kashima (100 mm)
Manillar BMC MFB 01 Carbon, 750 mm
Potencia BMC MSM 01
Pulsador SRAM XX1 Eagle
Bielas SRAM XX1 Eagle 34d
Cambio SRAM XX1 Eagle
Frenos SRAM Level Ultimate (160/160 mm)
Cadena SRAM X01 Eagle Black
Cassete SRAM XG 1295 10-50d
Ruedas DT Swiss XRC 1200 Carbon 25
Neumáticos Vittoria Barzo TR, 29×2.25
Tija Race Applicatioin Dropper (R.A.D.) 80 mm
Sillín Fizik Antares R5 K:ium
Tallas S, M, L, XL
Colores Único
Web es.bmc-switzerland.com

 

GEOMETRIA (talla M)                      

Distancia entre ejes 1.155 mm
Longitud vainas 429 mm
Tubo vertical 440 mm
Tubo horizontal 607 mm
Ángulo sillín 75,6º
Ángulo dirección 67,5º

 

VALORACIÓN – 10

Diseño 10
Cuadro 10
Componentes 9
Agilidad 10
Ascenso 8
Descenso 10
Pedaleo 9

 

A FAVOR

  • Geometría para XC del siglo XXI.
  • Tija telescópica integrada.
  • Multitud de detalles de gran calidad en el cuadro.
  • Peso pluma.

 

EN CONTRA

  • Acabado sobrio de la transmisión XX1 Eagle.
Déjanos tus Comentarios