martes, 02 - Jun - 2020
Inicio / ¡A PRUEBA! / CANNONDALE SCALPEL SI CARBON 2

CANNONDALE SCALPEL SI CARBON 2

El sello Scalpel es uno de los más veteranos y reconocidos en la competición XC con multitud de triunfos a sus espaldas. La versión 2020 incorpora las últimas novedades del MTB en un cuadro equilibrado, elegante y contrastado.

POR IGNACIO CACHARRÓN / FOTOS ACCIÓN TRACK MTB

La última generación Scalpel es una de las bicicletas de doble suspensión para alta competición en Cross Country más veteranas del mercado, pero su rendimiento se mantiene más vigente que nunca y así lo acreditan los resultados del Cannondale Factory Racing, el mejor equipo en la pasada Copa del Mundo XCO. Desde su actualización en 2016/17, también se ha destapado como una sólida montura en largas distancias, de nuevo acreditada por el título Mundial en Maratón de Avancini o los múltiples triunfos de etapa en la Cape Epic.

¿Por qué es tan especial la Scalpel? Porque a diferencia de otras ‘dobles’ con las que rivaliza esta bicicleta, Cannondale ha apostado por el equilibrio en sus líneas en lugar de centrar los esfuerzos en mejorar su rendimiento en descensos. Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de la tecnología específica que la firma norteamericana ha desarrollado en esta montura de competición. Veamos cómo es por dentro y cómo se comporta sobre el terreno.

 

CUADRO CONTRASTADO

Toda la gama Scalpel está fabricada sobre cuadros de fibra de carbono, pero sólo dos reciben el tratamiento Hi-Mod (alto módulo) que se supera en términos de ligereza y rigidez. No obstante, nosotros hemos probado el cuadro de carbono BallisTec con un montaje excelso y, como veremos más adelante, arroja un peso en la báscula sobresaliente y permite acoplar componentes de alta gama a un precio muy competitivo.

Sus líneas están muy contrastadas. El esquema de suspensión, denominado Zero Pivot, se sustenta en un anclaje horizontal del amortiguador sobre una bieleta de carbono (en todas las Scalpel) con un basculante rígido, sin puntos de giro. Además, como parte del Sistema Integrado de Cannondale, la bicicleta responde a un comportamiento completo sumando las fuerzas del cuadro, las ruedas y los componentes periféricos; como su generoso manillar de 760 mm o la tija de 31,6 mm, ambos en fibra de carbono firmados por la propia casa.

El diseño asimétrico del cuadro, más acusado en las vainas y con un radiado específico de las ruedas, permite proyectar una trasera muy compacta y una excelente rigidez estructural muy útil en contextos habituales en el XC como fuertes aceleraciones o terreno rodador. Para no perder esta conducta determinada, la Scalpel es una 29er en todas las tallas salvo la S, donde sólo se monta con ruedas de 27,5 pulgadas.

Detalle de la bieleta de carbono de una sola pieza, presente en todos los modelos Scalpel.

ATRAE MIRADAS

Esta bicicleta sigue atrayendo muchas miradas y es, en gran parte, por su particular horquilla Lefty. Con el lanzamiento de la F-Si (la ‘hardtail para XC), Cannondale actualizó su popular horquilla monobrazo bautizándola Ocho, y añadiendo mejoras muy interesantes, como un anclaje de una sola pletina o un nuevo sistema de extracción de la pinza de freno para retirar la rueda, mucho más sencillo que en anteriores generaciones. No obstante, el principal cambio está en su interior, gracias a la inserción de unas nuevas pistas de rodamiento en forma de delta, en lugar de cuadrado, que reducen la fricción. La Scalpel Si Carbon 2 que hemos probado opta por la versión Lefty 8 Carbon (todos los montajes inferiores a este montan la Lefty 8 de aluminio), con un peso de 1.446 gramos, una rebaja de unos 250 g.

Este montaje, además, ha sido una excelente oportunidad para probar otra reciente novedad en el sector como son los grupos 1×12 de Shimano. El cambio recurre a la precisión y eficacia del sello XTR, mientras que el resto de elementos (pulsador, cassette y cadena) responden al grupo XT. El cassette de 10-51 dientes proporciona un desarrollo (casi) interminable que se combina perfectamente con un plato de 34 dientes.

Por último, no pasa desapercibido el set de ruedas, firmado por Cannondale bajo el sello Hollowgram, con llantas de fibra de carbono de 23 mm de ancho interno y preparadas para resistir grandes impactos. Todos estos elementos colaboran en establecer un peso del conjunto de 10,8 Kg, una cifra notable, y propia de un precio de rango superior, teniendo en cuenta el cuadro BallisTec, algo más pesado que el Hi-Mod.

RESPUESTA INMEDIATA

Como incidíamos al inicio del artículo, la Scalpel es una montura muy equilibrada, preparada para el nuevo XC (bautizado XXC por Cannondale) aunque sin abandonar las propiedades rodadoras necesarias para circuitos de Maratón. Así, con unas vainas de 435 mm y una dirección lanzada, aunque no excesivamente (69,5º), resulta muy fácil maniobrar con agilidad, escoger trazadas cerradas y lanzar fuertes arrancadas. Además, está preparada para acometer potentes ascensiones, con una excelente respuesta de la trasera, aunque podemos bloquear ambas suspensiones desde un mando remoto para un tacto más directo.

En descensos técnicos y sucesión de obstáculos goza de un buen aplomo, además es una plataforma muy estable. Sí apreciamos que la rueda se sitúa más cerca de la dirección que en otras XC y no ofrece tanta confianza, pero a cambio nos satisface con este manejo ágil del que hace gala y, sobre todo, una postura ‘racing’ apta para acumular kilómetros. Recomendamos sustituir el set de neumáticos firmados por Schwalbe. Son muy rodadores y permiten sumar altas velocidades medias, pero carecen de un agarre óptimo en seco y son muy estrechos (2.25) y blandos para arriesgarnos a rodar a baja presión. Un defecto menor para una veterana bicicleta de altas prestaciones que ha demostrado su eficacia en las competiciones más exigentes del mundo.

EN RESUMEN

La Scalpel, en cierto modo, supuso el nacimiento de las doble suspensión de Cross Country de última generación y su geometría y tecnologías siguen vigentes en la actualidad. Es ágil, ligera, rígida y absorbente, pero, a diferencia de sus rivales, cuenta con excelentes cualidades para afrontar duras ascensiones y largos segmentos rodadores. Un objeto de deseo rematado con una de las mejores horquillas del mercado.

 

FICHA TÉCNICA

Precio 6.299 €
Peso 10,8 Kg (talla M sin pedales)
Cuadro BallisTec Carbon
Horquilla Lefty Ocho Carbon, 29″, 100mm
Amortiguador Fox Float DPS Performance EVOL, 100 mm
Manillar Cannondale 1 Flat, Carbon, 31.8mm, 9° backsweep, 760 mm
Potencia Cannondale 1, aluminio 7075, 31.8, 7°
Pulsador Shimano XT, 12-vel
Bielas HollowGram, BB30a, 34d, Ai offset
Cambio Shimano XTR, Shadow Plus
Cadena Shimano XT, 12-vel
Cassete Shimano XT, 10-51, 12-vel
Frenos Shimano Deore XT Race disc, 180/160mm
Ruedas HollowGram 23, Superlight Hi-Impact Carbon, 23 mm
Neumáticos Schwalbe Racing Ray 29 x 2.25″, Snake Skin, Addix Speedgrip, + Racing Ralph 29 x 2.25″, Snake Skin, Addix Speed
Tija Cannondale 2 Carbon, Micro ajuste, 31.6×400 mm
Sillín Fabric Scoop Flat Race
Tallas S (27,5”), M, L, XL
Colores Único
Web cannondale.com/es

 

GEOMETRIA (talla M)                      

Distancia entre ejes 1.180 mm
Vainas 435 mm
Tubo sillín 440 mm
Tubo horizontal 599 mm
Ángulo sillín 73,5º
Ángulo dirección 69,5º

 

VALORACIÓN – 9

Diseño 10
Cuadro 8
Componentes 9
Agilidad 10
Ascenso 9
Descenso 8
Pedaleo 8

 

A FAVOR

  • Geometría equilibrada.
  • Rendimiento escalador y rodador.
  • Montaje ‘top’ con horquilla Lefty 8 Carbon.
  • Muy ligera, ágil y manejable.

 

EN CONTRA

  • Salida del cable del bloqueo del amortiguador.
  • Cableado del basculante externo.
  • Neumáticos demasiado rodadores.
Déjanos tus Comentarios