sábado, 15 - Dic - 2018
Inicio / BRICO / CONVIERTE TU RUEDA EN TUBELESS EN 8 PASOS

CONVIERTE TU RUEDA EN TUBELESS EN 8 PASOS

Tubeless.

El sistema de neumáticos Tubeless ha revolucionado el MTB de los últimos años. Ahora puedes adaptar tu bici a este sistema para rodar y rodar y olvidarte definitivamente de los odiosos pinchazos. Aquí te mostramos en ocho pasos, con las herramientas adecuadas, cómo ‘tubelizar’ tus ruedas.

Tiempo: 35 minutos || Nivel avanzado

Herramientas: desmontables, fondo de llanta estanco, válvula Notubes, líquido sellante.

PASO 1

Una vez que nos hemos asegurado que nuestra rueda convencional es compatible con el sistema Tubeless, lo primero que hemos de hacer será desmontarla. Desinflamos y retiramos cada superficie hasta llegar al fondo de llanta.

PASO 2

Retiramos también el fondo de llanta de origen para dejar la rueda ‘pelada’. Este es el momento de limpiar a fondo la estructura de la llanta hasta que quede completamente limpia. Podemos utilizar agua y jabón, alcohol o incluso algún disolvente suave hasta eliminar cualquier impureza o restos de pegamento.

PASO 3

Es el momento de pegar el fondo de llanta específico para Tubeless, no sirve uno convencional. Empezamos a un lado de la válvula y damos dos vueltas completas para terminar detrás de esta ranura. Así, habremos conseguido dos pasadas completas y tres por la zona más propensa a escapes. Ejercemos presión con los dedos para asegurarnos que no quedan burbujas de aire en el recorrido de la cinta.

PASO-3-B

PASO 4

Hay que hacer de nuevo el agujero de la válvula a la llanta. Podemos usar la misma válvula si es de tipo Presta o cualquier otro elemento punzante. La introducimos y apretamos fuerte la arandela para que no coja holgura y pierda aire. Puedes usar una llave, pero no te pases apretando porque el aluminio se parte con más facilidad de lo que crees.

PASO 5

Para verter el líquido, primer debemos colocar uno de los lados de la cubierta dentro de la llanta a modo de recipiente. El líquido siempre se debe aplicar desde el flanco, nunca desde la válvula, ya que se puede secar y obstruir e impedir la entrada de aire. Aconsejamos agitar el bote de líquido antes de verterlo para que las partículas de látex del contenido se distribuyan de forma uniforme.

PASO-5

PASO 6

Ahora sí, ensamblamos por completo el neumático. Presta atención a la hora de colocar la cubierta en el sentido correcto, el de la rotación. Aunque no hay cámara de aire y el neumático es muy pegajoso, aconsejamos utilizar las manos para el ensamblado sin la ayuda de desmontables. Esto nos asegurará que han quedado sellados y será más fácil a la hora de talonarlo.

PASO 7

Ya tenemos lista la nuestra rueda de tipo Tubeless. Ahora sólo nos queda inflarla. Colocamos siempre la válvula hacia arriba para evitar el contacto con el líquido e hinchamos. Es importante no inflar en exceso, es decir, no superar los 4 kilos de presión, ya que, aunque no hay cámara, el aire puede hacer estallar la cubierta y derramar todo el líquido con fuerza.

PASO-7

PASO 8

Antes de montar la rueda de nuevo a la bici, revisa que la válvula no se mueve ni pierde aire. Recuerda que esta zona, junto a los cabezales de los radios, son las más propensas a provocar escapes de aire. Es muy importante que, durante los dos días siguientes, hagas girar la rueda, lateral y diagonalmente, para que el líquido se reparta por todo el neumático y no se quede apelmazado o seco.

Déjanos tus Comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.