jueves, 18 - Jul - 2019
Inicio / BRICO / ¿CUÁNDO HAY QUE CAMBIAR LA CADENA?

¿CUÁNDO HAY QUE CAMBIAR LA CADENA?

Comprueba la elongación de la cadena al menos una vez cada 1.000 km.

¿Cuántos kilómetros soporta una cadena? ¿Cada cuánto tiempo hay que cambiarla? ¿Y por qué? Todos los bikers nos hemos planteado estas preguntas en alguna ocasión. La cadena de la bici tiene una vida útil y debemos comprobar periódicamente su estado si queremos evitar dañar toda la transmisión. Veamos cómo comprobarlo y aprenderemos a sustituir una cadena gastada.

Agradecimientos: Decathlon

La cadena tiene un periodo de vida útil aunque no se rompa durante la marcha. El uso continuado provoca una inevitable elongación de los eslabones que la conforman. Si ese estiramiento sobrepasa el límite aconsejable, puede provocar un deterioro prematuro e irreversible de los dientes de los platos y los piñones. La cadena no se puede alojar correctamente en el valle entre dientes y la fricción rebaja con rapidez el diseño del dentado. Comprobar periódicamente la elongación de la cadena es la mejor rutina que el biker pude adoptar para prolongar la vida de su transmisión y evitar realizar una gran inversión antes de lo debido.

ELONGACIÓN

No hay una cifra universal de kilómetros para saber si debemos cambiar la cadena. Depende en gran medida del uso que hagamos de la bicicleta, la disciplina que realizamos y los componentes que disponemos. Para saberlo con certeza, disponemos de medidores de cadena, una sencilla herramienta que podemos usar en nuestro taller particular sin necesitar un calibre profesional.

El medidor nos indica si la cadena ya ha alcanzado el 0,75% de su alargamiento. De ser así, ya podemos sustituir la cadena por una nueva. Si el medidor nos muestra que la cadena ha alcanzado el 1% de su estiramiento, significa que posiblemente ya haya causado daños en los dientes de la transmisión y debemos sustituirla inmediatamente. En este caso, la cadena nueva necesitará un periodo de asentamiento para adaptarse al desgaste del dentado. Veamos cómo identificarlo y sustituir la cadena si fuera preciso.

HERRAMIENTAS NECESARIAS

Medidor de cadena, alicates extractores, tronchacadenas, cadena nueva.

PASO 1

El medidor de cadena nos indica el desgaste de la misma. Como hemos visto, alcanzar el 0,75% de elongación ya es motivo de sustitución. Si el medidor entra en el eslabón la cadena se ha estirado. Si además entra en el 1% el cambio ha de ser inmediato pues ya habrá provocado un desgaste irreparable en los dientes de los platos y piñones.

PASO 2

Para extraer la rueda reduciendo la tensión de la cadena no basta sólo con posicionar el plato pequeño con el piñón pequeño. Si tu transmisión es SRAM deberás activar el bloqueo de la patilla Cage Lock (foto). Si por el contrario es Shimano, coloca la palanca Shadow Plus en modo Off.

PASO 3

Para extraer la cadena podemos abrir el eslabón dañado con un tronchacadenas o bien recurrir a un alicate específico para abrirla por el eslabón con cierre rápido. Si no posees uno, conserva este cierre en tu mochila para utilizarlo en el futuro en caso de rotura durante la marcha.

PASO 4

Debemos cortar la cadena nueva para adaptarla a nuestra transmisión. Para ello, hay varios métodos. El más popular es comparar el tamaño de la nueva cadena con el de la antigua y cortar los eslabones sobrantes. Si la cadena está demasiado estirada, es aconsejable hacer una comprobación individual de cada eslabón.

PASO 5

La segunda opción es montar la cadena sobre la propia transmisión y unir ambos extremos cortando los eslabones que sobran. No olvides hacer esta prueba sobre la configuración de máxima tensión, es decir, con el plato y piñón grande, así aseguramos que la cadena no se romperá cuando engranemos esta relación.

PASO 6

Una vez que tenemos identificada la extensión dela nueva cadena, usamos el tronchacadenas para retirar un eslabón que será sustituido por el cierre rápido. Si tu transmisión es de un solo plato, puedes dejar un par de eslabones de margen en caso de que quieras montar de forma puntual un plato de mayor tamaño en rutas más rodadoras.

PASO 7

Ya podemos montar la cadena nueva sobre la bici. Modifica el cambio para colocar de nuevo la relación de menor tensión en el plato y piñón pequeños. Enlaza los pines del eslabón de cierre rápido y comprueba que éste engrana con los dientes del plato.

PASO 8

Lo normal es que el pin no se haya alojado del todo en su cavidad y la cadena no actúe con total eficacia. Para afianzar y estirar la pieza, puedes dar una serie de golpes de pedal con la mano y la rueda frenada hasta que el cierre rápido se acople por completo.

Déjanos tus Comentarios