jueves, 13 - Ago - 2020
Inicio / ARTÍCULOS / 10 TRUCOS PARA ALIGERAR TU BICICLETA

10 TRUCOS PARA ALIGERAR TU BICICLETA

CFR cannondale factory racing CZE NoveMesto World Cup Race 3, Fontana, Marco Aurelio, Cannondale Factory Team, , ITA

Ha sido desde siempre una de las obsesiones del biker, hacer de su bicicleta una montura exclusiva e hiper ligera con la que dominar las ascensiones más temidas. Te presentamos diez reglajes en los componentes y accesorios que permitirán eliminar unos cuantos ‘michelines’ innecesarios a tu máquina.

Puedes leer el reportaje completo en el número 26 de Bikes World.

 

1. MANILLARES Y POTENCIAS
El cambio de los elementos de la dirección no sólo va a permitir rebajar algunos gramos el peso total, también mejorará el comportamiento de la bicicleta y su conducción, por lo que la sustitución conllevará una doble ventaja. En este sentido, hay que dirigirse hacia la fibra de carbono, pero también se debe contar con los aluminios conificados y mecanizados (series 6000 y 7000), más ligeros y rígidos que el carbono trenzado, además de económicos.

2. TORNILLERÍA
Pueden pasar desapercibidos en un principio, pero los tornillos y otras piezas de recambio similares de muchos de los componentes son objeto de sustitución para decantar la báscula a nuestro favor. La ganancia no es especialmente significativa a pequeña escala, pero una vez que decidimos cambiar un componente se puede aprovechar y sustituir toda su tornillería por una de titanio que, aunque más cara, mantendrá altos niveles de resistencia y será más ligera, la mitad que los tornillos de acero.

MUY UTIL TORNILLOS
3. RAÍLES KERAMIC  
Al dirigirnos hacia el asiento también entra en escena el titanio. Existen raíles de sillines de este material resistente y anticorrosivo que pesa la mitad que el acero o el Cromoly, aunque su inconveniente es el alto precio.
También existen las opciones de carbono y los Keramic (mezcla de carbono y fibras cerámicas), estos últimos más ligeros que el propio carbono y presentes en modelos como el Selle Italia SLR S1. Si queremos que el sillín no sea un lastre en su juego con la montura también se puede optar por adquirir un modelo con la carcasa de fibra de carbono o monorraíl, más liviano.

4. RADIOS CONIFICADOS
No es el componente más crucial en el sentido estricto de reducción de peso, pero la elección de un material u otro y su morfología y anclaje al buje puede hacer ahorrar unos gramos a la báscula. Los más recomendados en este último aspecto son los que presentan una cabecilla recta, que permiten una entrada perpendicular del radio al buje y evitan que este último posea ‘alas’.
La reducción de peso también se puede lograr eligiendo radios de acero inoxidable conificado, que además de ligeros no restan rigidez. Los radios de titanio no son recomendables, ya que, además de caros, poseen cabecillas de acero que lastran lo poco que pesa el cuerpo. Asimismo, las opciones en carbono no se prodigan demasiado en el mercado MTB, debido a sus bajos niveles de rigidez.

5. LA TIJA, DE ALUMINIO 7050
Cambiar la tija por una de material más ligero o forma más aerodinámica no resultará tan eficiente en el plano rendimiento como en el peso total. La mejor opción calidad/precio es apostar por modelos fabricados en aluminio 7050, como la Truvativ Stylo T40 de 260 g, que compite directamente en ligereza con tijas de carbono unidireccional el doble de caras. No obstante, si cuentas con presupuesto algo más solvente, modelos de alta gama como la WCS Trail de Ritchey reducirán hasta 100 gramos el peso total con respecto a una de aleación.

6. CONVERSIÓN A MONOPLATO
La transmisión es una parte de nuestra montura donde podemos aligerar bastantes gramos. Además, conseguiremos un aumento en las prestaciones, ya que una transmisión de mayor calidad supone un funcionamiento más rápido y eficaz. Si a ello sumamos la posibilidad de modificar o aumentar el número de relaciones, pues otro plus que extraeremos del cambio.
El problema de un cambio de transmisión viene por la imposibilidad, en ocasiones, de montar la deseada en nuestra montura, ya sea por incompatibilidad de bujes de rueda (por ejemplo, una de 11 velocidades no se instala en todos los bujes existentes), así como por el desembolso económico que supone una transmisión completa y que, dependiendo del modelo donde queramos instalarla, puede no tener mucho sentido.
Una opción interesante es la conversión a monoplato. Si tenemos claro que la pérdida de relaciones de cambio no nos supone un problema, un kit de conversión tiene una buena relación prestaciones – peso – precio.

7. LAS LLANTAS, PUNTO CLAVE
Entramos en uno de los componentes clave para conseguir una bicicleta menos pesada y altamente eficiente. La llanta se considera una continuación del cuadro y una parte de la bicicleta expuesta a grandes presiones y fuerzas. Por eso, si se decide hacer una operación de ‘adelgazamiento’, hay que mirar en primer lugar a las ruedas.
Además de examinar los periféricos de la llanta (radios, buje y cierres) y ver opciones en materiales como aluminio conificado o carbono, se puede contemplar la posibilidad de adquirir unas tubulares (gran reducción de peso) o unas llantas ‘Full carbon’, aunque el PVP se puede disparar en este último caso.

8. NEUMÁTICOS Y TUBELIZACIÓN  
Las cubiertas por sí solas permiten reducciones de peso, en algunos casos, elevadas. Es una parte crucial para la conducción y la estabilidad de la bicicleta. Decantarse por neumáticos ligeros con un valor medio de TPI (equilibrio entre goma y fibra) supone una gran elección que no merma la resistencia ante golpes o pinchazos.
Otra opción, la tubelización, puede llevar asociada una disminución de peso (los neumáticos Tubeless y los Tubeless Ready son, de entrada, más pesados que los estándar), por lo que, ha de llevar consigo el convencimiento de obtener otros beneficios y no exclusivamente la ligereza, ya que en ocasiones no se obtiene la ganancia y rendimieMUY UTIL HORQUILLAnto deseados.

9. HORQUILLAS, LIGERAS Y REACTIVAS
Otro elemento susceptible de aligerar, el cual requiere de una inversión económica considerable. Si optamos por el cambio, es pensar en una horquilla que nos pueda valer para un futuro modelo, por lo que si nuestra montura no posee dirección tapered o es de ruedas de 26 pulgadas, difícilmente la podremos reutilizar.
En este sentido, hay conocer el eje de nuestra rueda delantera, porque hay horquillas que no fabrican de cualquier tipo, lo que nos obligará al cambio de rueda. Una alternativa para los que practican un Rally o XC por terrenos en buen estado (mucha pista) es la instalación de una horquilla rígida, que supondrá reducciones de peso, en algunos casos, de más de 1 kg.
Si se quiere dejar el aspecto de la rigidez en un segundo plano, se puede optar por montar una horquilla sin eje pasante QR de 15 mm, que ahorra 10 gramos a la báscula y con el tubo de dirección de aluminio de 1,5”, con rebaja de entre 10 y 20 g.

10. PEDALES DE TITANIO
El ahorro se centra en la elección del material del cuerpo y ejes y en su diseño. Las diferencias entre pedales de corte económico y unos de gama media-alta puede rondar los 100-150 g. Las ventajas del cambio de pedales es que los podremos reutilizar en todas las bicis que queramos, incluso si poseemos más de una. Es importante no solamente dejarse llevar por la reducción de peso y tener en cuenta la modalidad que practicamos. El titanio es el compuesto estrella para reducir peso. Dentro de presupuestos más limitados, el aluminio y el Composite son las opciones más atractivas.

MUY UTIL PEDALES

Déjanos tus Comentarios