sábado, 15 - Dic - 2018
Inicio / TÉCNICA / DOMINA LOS DESCENSOS EN LAS TRIALERAS

DOMINA LOS DESCENSOS EN LAS TRIALERAS

Paso por una trialera.

Son tramos habituales en las pruebas de Enduro y Descenso, pero nos las podemos encontrar también en cualquier ruta. Las trialeras, sendas estrechas con pendientes muy pronunciadas y llenas de obstáculos, requieren una habilidad y técnica algo más avanzadas que en las bajadas habituales. Te damos algunas recomendaciones para quitarte el miedo, armarte de confianza y atravesarlas con éxito.

Por Milton Ramos || Fotos: Diaporama Eventos y Bikes World

Pasar una trialera es uno de los desafíos técnicos más complicados de este deporte. Pueden suponer un verdadero quebradero de cabeza en los bikers menos habilidosos y una inyección extra de adrenalina para los más atrevidos y experimentados.

Lo primero es aclarar el significado del término ‘trialera’, que en ocasiones puede resultar algo difuso. Exportado del mundo del trial, se trata de un camino o senda de gran pendiente plagada de obstáculos (piedras, baches, raíces) donde prima, sobre todo, la habilidad. Una trialera se podrá bajar, pero será muy complicado ascenderla.

Con esta descripción, lo primero que se debe hacer al encontrarnos un tramo de estas características es mantener la concentración, visualizar la entrada y salida y perder el miedo. La fe en uno mismo es clave para no agarrotarse en mitad de la trialera y acabar en el suelo dolorido. Ir acompañado de un biker más experimentado en estas situaciones servirá de gran ayuda.

ANTICIPARSE A LA TRIALERA

Antes de comenzar a bajar, adelantar la visión y divisar todos los obstáculos favorecerá una mayor rapidez en las reacciones y aumentará la confianza, además de tener clara la trazada por la que saldremos más seguros. Entraremos en la trialera modulando los frenos. No tocaremos el trasero, de momento, e iremos presionando ligera y progresivamente la maneta trasera, ya que de lo contrario modificaremos la trayectoria marcada mentalmente, con consecuencias impredecibles.

MODULAR LA VELOCIDAD

La tija telescópica es una buena aliada en la bajada de trialeras.

La tija telescópica es una buena aliada en la bajada de trialeras.

El siguiente paso es soltar el freno y agarrar fuertemente el manillar para deslizarnos con la velocidad modulada, sin aminorar demasiado, ya que de lo contrario la rueda delantera se bloqueará en algún obstáculo y caeremos. Echaremos el cuerpo hacia atrás sin excederse para bajar el centro de gravedad y haremos uso del freno trasero en caso de que existan curvas o piedras de gran tamaño. Brazos y piernas han de ir relajados para ejercer de prolongación del sistema de suspensión.

Mantener la concentración y bajar relajado por estos senderos, incluso buscando la diversión, es capital para dominar la trialera. Una vez dentro es necesario mantener la vista en 5 o 10 metros hacia adelante, buscando siempre la mejor trayectoria. Si todo va bien, la adrenalina hará el resto y saldremos de la ‘pared’ sin problemas.

FRENOS Y CUBIERTAS EN BUEN ESTADO

Si sabemos de antemano que en la ruta habrá trialeras, será conveniente revisar neumáticos y frenos. Adecua la presión al tipo de terreno, más baja si el terreno es resbaladizo o muy suelto o más alta en caso de firmes más compactos, con menos piedras o raíces. Unas cubiertas de taqueado pronunciado serán las mejores aliadas en este tipo de bajadas.

Importante también es proveerse de rodilleras o coderas en trazados de alta exigencia técnica, con numerosas bajadas pronunciadas y obstáculos. Por mucha experiencia que tengamos en las trialeras, el riesgo de caída y lesión siempre está ahí. Por último, si no te encuentras seguro al 100% ante un paso de este tipo, mejor buscar un camino alternativo.

Déjanos tus Comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.