domingo, 17 - Nov - 2019
Inicio / ARTÍCULOS / Informes / EL BIKETRIAL, UNA DISCIPLINA NACIDA EN LA MONTAÑA

EL BIKETRIAL, UNA DISCIPLINA NACIDA EN LA MONTAÑA

apertura_trialweb

Al igual que ha ocurrido con la disciplina de motociclismo, en los últimos años nos estamos acostumbrando a ver Biketrial en exhibiciones y recintos cerrados, escalando obstáculos artificiales. Quizás esto nos hace pensar que no es una modalidad de montaña, pero por concepto nació con la intención de emular al de las motos en su entorno original, los obstáculos de la naturaleza.

Por José M. Escotto

Puedes leer el artículo completo en el número 17 de Bikes World

La exigencia de esta disciplina es muy alta, al igual del grado de especialización al que llegan los ciclistas y sus máquinas. Las categorías inferiores son una gran cantera de pilotos de motos, sin embargo, no todos acaban con el olor de la gasolina sino que prefieren seguir pedaleando. España es una de las mayores potencias, actual e histórica, en Biketrial, que quedó demostrada una vez más con su cuarto puesto por equipos conseguido el pasado martes en el Mundial 2015 por equipos de Andorra.

LA HISTORIA

Podemos asegurar con orgullo que el Biketrial nació en nuestro país. A mediados de los años 70 en España, cuando el Trial en moto estaba en auge en nuestro país y existían marcas nacionales que no dejaban escapar ni un título (Montesa, Bultaco, Ossa,…), en diversos lugares de Cataluña y Aragón algunos chicos comenzaron a modificar sus bicicletas para emular a sus ídolos motociclistas.

Viendo el auge que estaba experimentando, no tardaron en aparecer algunos ‘corredores’’ que comenzaron a dar forma a monturas específicas de la nueva modalidad, como Josep Figueras y su bicicleta, La Figueras. Curiosamente, a la par que esto sucedía, Pere Pí, piloto de Motocross, Velocidad y Trial, y Jefe de Desarrollo de la marca de motos Montesa, diseñó una bicicleta específica de trial para su hijo. De ahí surgieron las primeras bicicletas específicas para esta disciplina y la creación, en 1983, de una marca mítica como Monty, que se convertiría en referencia mundial del Biketrial.

LA BICICLETA

Es el elemento más diferenciador de esta disciplina. La bici de Biketrial nació con un diseño específico y exclusivo, haciendo que su uso no sea factible para otras modalidades, aunque sí que haya habido evoluciones que se han ido aplicando en, por ejemplo, montaña.

Ideas originales y surgidas del Biketrial son la ausencia de sillín en una bicicleta, los frenos hidráulicos de zapatas, el piñón en el eje de pedalier o la cadena transcurriendo por dentro del propio cuadro. El primer manillar de bicicleta con medida oversize 31,8 mm de diámetro fue creado para el Biketrial. Hoy en día las bicicletas son un derroche de imaginación, con cuadros en aluminio, magnesio e incluso titanio, o con estructuras monocasco en aluminio o carbono, que dejan pesos por debajo de los 7 kg.

Inicialmente estas bicicletas nacieron con ruedas de 20 pulgadas de diámetro (muchas monturas incorporan una de 19 en la trasera), sumándose las de 24 y 26″ en los últimos años.

RECURSO-BICI-(3)

Los cuadros de las Biketrial son de diferentes materiales: aluminio, carbono, magnesio y titanio.

LAS CARRERAS Y EL REGLAMENTO

El Biketrial, como ya hemos comentado, nació para emular al Trial en moto, así que, como éste, su hábitat natural está en la montaña y la base del reglamento es similar. También los Biketrial Indoor, menos románticos pero muy prácticos para el público, se están empezando a popularizar, ya que en poco espacio se puede divisar toda una prueba.

Existen una serie de zonas que los pilotos han de realizar. En el Campeonato de España, por ejemplo, la prueba ha de constar al menos de quince zonas (el Biketrial Indoor se rige por otras normas), disponiendo cada piloto de 2 minutos para realizar cada una de ellas. El piloto ha de pasar la zona sin poner un pie, lo que significarían cero puntos. Cuantos más fallos cometa, más penalización se le añadirá, con un máximo de 5 puntos por zona. Hacerlo fuera del tiempo establecido también penalizará (con el máximo de puntos). Quien menos puntos de penalización acumule, será el vencedor.

Existen variantes de dificultad dependiendo la categoría del rider. Actualmente hay campeonatos a nivel provincial, nacional, europeo y mundial, existiendo múltiples categorías, desde los más peques (Promesa, Poussin, Benjamín, Minime), hasta los más Pro (Élite), pasando por las categoría de Féminas (Élite femenina y Girls), Junior o Senior. Los Juniors y Élites compiten a su vez en las pruebas UCI en dos modalidades atendiendo al tamaño de ruedas: 20 y 26″.

Déjanos tus Comentarios