domingo, 27 - Sep - 2020
Inicio / EN FORMA / EL DESCANSO Y LA SUPERCOMPENSACIÓN

EL DESCANSO Y LA SUPERCOMPENSACIÓN

CANSADO

El descanso se trata de un valor indispensable, decisivo, y en ocasiones olvidado, de cualquier progresión en la preparación de un deportista. A través de la eliminación de vicios y mitos, unos consejos prácticos y un correcto plan de entrenamiento, con sus respectivos periodos de reposo, lograrás resultados inmediatos en tu rendimiento.

Por Chema Arguedas

Puedes leer el artículo completo en el número 11 de Bikes World

¿Cuántas veces te has quedado pensando delante de la ropa, «¿salgo o me quedo en casa? No me apetece nada salir, estoy cansado». Al final sales a entrenar porque crees que es lo correcto. Si te hubieras quedado en casa, en el siguiente entrenamiento habrías ofrecido mejor rendimiento porque estarías mucho más fresco.

ENTRANAMIENTO_Mondraker-(4)

El entrenamiento más intensivo proporciona mayor crecimiento de forma, una vez llevado a cabo el fenómeno de supercompensación. Éste es uno de los principios fundamentales de la preparación, ya que permite alcanzar el máximo estado de forma. Se trata de la adaptación física resultante de aplicar al organismo estímulos físicos y psíquicos. Si por ejemplo se aplican los descansos apropiados, los efectos te harán llegar a la forma adecuada y progresiva.

La supercompensación trata de causar un estrés físico lo suficientemente importante para que, tras un periodo de descanso, nuestro organismo posea argumentos más poderosos para hacer un esfuerzo de mayor intensidad. Esto se provoca debido a las recargas de glucógeno en músculo e hígado, que tras un reposo adecuado o un entranamiento suave, aumentan de forma importante.

¿CUÁNTO DEBES DESCANSAR?

Los periodos de descanso en el entrenamiento MTB difieren dependiendo de la edad, el sexo, los años de práctica deportiva, el estado de forma, horas de sueño, condiciones laborales, etc. También del tipo de entrenamiento efectuado: fuerza, resistencia, específico o velocidad, que afecta a un sistema concreto de nuestro organismo. Teniendo en cuenta todas las variables, a la hora de planificar entrenos semanales, intentaremos no hacer dos días seguidos un entrenamiento que afecte al mismo sistema.

CANSANCIO-(1)

Si haces dos días de trabajo intensivo, deberás aumentar tu tiempo de descanso. Por ejemplo, un atleta de alto nivel necesitaría unas 21 horas de reposo tras realizar un entrenamiento duro y de unas 40 a 60 horas tras una competición intensiva. Estos periodos se pueden llegar a prolongar el doble en un ciclista aficionado.

El fenómeno de la supercompensación alcanzará su apogeo entre las 24 y 48 horas tras un ejercicio intenso. A partir de aquí se dispone de tres días para hacer otro entrenamiento de calidad e ir creciendo deportivamente.

Déjanos tus Comentarios