viernes, 22 - Mar - 2019
Inicio / BRICO / ELIMINA EL ROCE DE LOS DISCOS

ELIMINA EL ROCE DE LOS DISCOS

Ajuste de la pinza de freno para eliminar roces del disco.

Es uno de los problemas más frecuentes con el que nos encontramos en nuestras operaciones de mantenimiento cotidianas. Al instalar de nuevo la rueda delantera o la trasera, el disco roza con las pastillas, provocando ruidos y frenando la rueda. Centrar la pinza adecuadamente acabará con este problema, protegiendo al disco de un desgaste prematuro.

Eliminar estos roces es fundamental para el buen funcionamiento y conservación de sistema de frenado y es más sencillo de lo que en un primer momento se pueda pensar. Sólo es necesaria una llave Allen, unos minutos y buen ojo para adecuar el paso del disco al espacio que existe entre pastilla y pastilla.

OTROS ROCES

Pero no todos los roces se pueden solucionar con el centrado de la pinza de freno. Si has realizado el ajuste y el disco sigue en contacto con la pastilla, puede deberse, bien a la falta de alguna arandela de sujección o al desgaste de alguna rosca, o bien a que la rueda no esté correctamente colocada sobre su eje. Ante estas situaciones, es necesario realizar un ajuste manual más minucioso de la rueda o hacerse con piezas de recambio nuevas  (tornillos o arandelas). De ello depende alargar la vida útil de todo el sistema.

PASO 1

Al montar de nuevo la rueda, la giramos y comprobamos si el ajuste del disco de freno es el adecuado. Si roza con la pastilla, es momento de hacerse con una llave Allen de 5, medida que poseen los tornillos de anclaje al cuadro o al adaptador de la pinza, y ponerse manos a la obra.

PASO 2

Antes de aflojar los tornillos de la pinza, se debe apretar la maneta del freno para comprobar que el tacto y la tensión son los adecuados, que las pastillas están en su sitio y el roce no proviene de otro sitio que no sea un centrado incorrecto del disco con respecto a la pinza.

PASO 3

Llega el momento de aflojar los tornillos que anclan la pinza al cuadro (trasera) o a la horquilla (delantera) (directamente o a través de un adaptador). Lo hacemos ligeramente para que podamos mover parcialmente la pinza, sin que se caiga.

Aflojar ligeramente la pinza, sin que se caiga.

PASO 4

Una vez aflojados los tornillos, apretamos la maneta de freno correspondiente para presionar las pastillas contra el disco. Así se consigue que éstas se centren con respecto a él. Otra manera de ajustarla es ‘a ojo’: miramos desde atrás para comprobar que en el hueco entre pastillas y disco haya luz. Si no es así, desplazaremos manualmente la pinza hasta que se centre.

Presiona las pastillas contra el disco, a través de la maneta de freno, para conseguir centrarlas.

PASO 5

Seguimos presionando la maneta del freno tras el ajuste y volvemos a apretar los tornillos, al mismo tiempo, nunca apretar uno del todo y dejar el otro aflojado. Dejaremos un poco de rosca antes de una última comprobación y, ahora sí, soltamos la maneta de freno.

Vuelve a apretar los tornillos de forma alterna, dejando un poco de rosca para la última comprobación.

PASO 6

Comprobamos que la desaparición de los roces girando de nuevo la rueda y frenando varias veces. Una vez nos hemos cerciorado del buen paso del disco por la pinza, apretamos totalmente los tornillos de anclaje a la horquilla o cuadro y volvemos a comprobar la ausencia de contacto girando la rueda.

Déjanos tus Comentarios