domingo, 27 - Sep - 2020
Inicio / ARTÍCULOS / ENTREVISTA VÍCTOR RONCO (SKODA)

ENTREVISTA VÍCTOR RONCO (SKODA)

VICTOR RONCO – Responsable de publicidad, innovación y transformación digital de Škoda

“EL MOUNTAIN BIKE ES MUY TERAPÉUTICO”

Este joven barcelonés, gurú del marketing digital, es el responsable de mantener y potenciar la alianza de Škoda con el ciclismo, tanto profesional como amateur, una tradición que se remonta a más de 120 años de antigüedad. Por el camino, Víctor ha caído rendido por la pasión por la bicicleta y la competición. Ésta es su historia y su forma de entender el Mountain Bike.

POR Ignacio Cacharrón

 

Tras una profunda formación personal y profesional, Víctor Ronco se especializa en el marketing digital pasando por firmas tan dispares como Red Bull y Danone hasta afianzarse en Škoda como responsable de innovación y transformación digital de la firma checa. Aquí ha descubierto que el apoyo de Škoda al ciclismo no se limita a una serie de acuerdos de sponsorización, la marca nació incluso como fabricante de bicicletas hace más de 120 años.  Ahora es el momento de trasladar al ciclista aficionado todo este conocimiento y experiencia adquirida y para poder comprenderlo y comunicarlo, Víctor Ronco quiso probar en el Mountain Bike. Una picadura inicial que se convirtió en un poderoso veneno que le ha contagiado una pasión de por vida y que le ha llevado a competir en algunas de las carreras de Mountain Bike más duras del mundo.

 

¿Cómo llegaste al ciclismo y al MTB en particular?

Trabajando para Danone, activamos una campaña desde Actimel llamada Imparables y entramos en colaboración con el equipo de la agencia Zoppa, donde había un proyecto de equipo ciclista con Santi Millán, Tomi Misser o Ibón Zugasti y entramos a patrocinar ese proyecto y sus carreras en 2015. Me invitaron a correr con ellos la Titan Tropic y no sé cómo pero me planté en Cuba con la bicicleta.

 

Un estreno que fue una encerrona, con abundancia de lluvias tropicales…

Yo me metí con toda la ilusión pensando que sería terreno más o menos rodador… Y como dices fue una encerrona. Lluvias tropicales abundantes incluso para aquella época del año y con la bici cargando tres o cuatro kilos extra de barro.

Y sin embargo te quedaron ganas para debutar en otro gran escenario como la Épica Gaes Atacama.

La lectura que saqué después de la Titan Tropic es que esto de participar en carreras es muy divertido pero hay que prepáraselo muy bien. Y eso hice, fue al desierto de Atacama con una preparación muy superior.

 

Eres un ejemplo visible del cada vez más extendido perfil del trabajado apasionado del ciclismo que compagina su actividad profesional con su afición por la bicicleta. ¿Cómo concilias ambas actividades?

Para mí la bicicleta es un hobby y mi prioridad es disfrutarlo sin que me llegue a pesar en el día a día. Trato de compaginarlo con el trabajo sacando el poco tiempo que puedo durante la semana y aprovechando más los fines de semana.

 

La Titan Desert es una de las pruebas más duras del mundo y, sin embargo, tú fuiste capaz de lograr un top 10 en la categoría Adventure (sin ninguna asistencia) en tu primera participación. ¿Cuál fue la clave?

Preparación. Y conciencia de lo que puedo dar siendo trabajador y aficionado a la bicicleta. Me preparé entre semana con rodillo y fines de semana un día carretera y otro, montaña, siempre con un nivel de exigencia alto que pudiera mantener posteriormente en la carrera. Además hice una preparación a conciencia física y de hábitos. Para mí esto es fundamental para llegar a una carrera como ésta en condiciones.

 

¿Crees que la Titan u otros grandes retos de MTB están ‘infravalorados’ por una parte de los aficionados, que no hay suficiente preparación?

No hay que confundir la ilusión con la preparación. La ilusión es muy importante porque estos retos también son mentales y necesitas que tu cabeza crea que puedes seguir pedaleando, pero obviamente no hay que olvidar la parte física. Y creo que hay quien no ha hecho un simulacro de la Titan en tu entorno. Si no has entrenado 120 kilómetros de MTB en tu casa, cómo vas a hacerlos durante seis días seguidos en el desierto.

Lo tuyo es el MTB de largas distancias, lo que implica encontrar el placer en el sufrimiento. ¿Qué te proporciona la bicicleta que no encuentras en otros deportes o actividades?

Es muy terapéutico. Tanto la carretera como, sobre todo, la montaña, es un entorno muy diferente al del día a día en la oficina. Ver esa fusión hombre-máquina en un entorno relajado y dinámico proporciona un resultado terapéutico.  Además la práctica del ejercicio cuando estás muchas horas en la oficina es fundamental.

 

Škoda es una firma históricamente ligada al ciclismo, con una tradición de más de 120 años y patrocinios como la Vuelta a España o la Titan Desert. Sabemos del beneficio que obtiene el ciclismo pero, ¿en qué se beneficia la marca asociándose de forma tan íntima con el ciclismo?

Hablamos de un deporte de enorme popularidad, de los más practicados en España y con enorme crecimiento y se ve, no solo en el volumen de bicicletas (el mercado de la bici y el de los coches es similar, se venden al año un millón de coches y un millón de bicis), sino en la presencia de ciclistas en tantas carreteras y caminos de montaña. Asociarte a un deporte tan masivo en el que no hay tantas marcas de automoción es un océano azul en el que puedes hacer muchas cosas. Además está muy ligado a la identidad de la marca y Škoda es un producto que va muy bien a los ciclistas por autonomía, durabilidad, capacidad de carga y las soluciones ‘simply clver’, las soluciones ideales para los ciclistas.

 

Además de apuntar a la competición profesional (Vuelta a España, Tour de Francia), desde Škoda se han tomado iniciativas para incentivar al aficionado. ¿Es importante mantener esta asociación con deportistas populares no profesionales?

Sin duda. El ciclismo es un deporte que se practica. Hay esa parte espectáculo cuando ves a los profesionales en los grandes escenarios, pero es un deporte muy popular y nos interesa consolidar esa afirmación de que Škoda es el mejor coche para el ciclista de a pie. Para ello nos acercamos a aquellas carreras populares donde están estos ciclistas como la Monegros o La Musara, que nos permiten acercar y mostrar el coche al aficionado.

¿Y en qué se ha beneficiado Škoda de esta tradición por el ciclismo en cuanto a diseño y tecnologías?

Tenemos muy claro que la carretera es un espacio de convivencia entre coches y ciclistas. Ya el año pasado lanzamos una campaña de concienciación vial bajo el paraguas ‘Cabemos todos’. El ciclista y el conductor tienen derechos y obligaciones y, en esta línea, para que no se quede únicamente  en la campaña, lo hemos trasladado al producto. Por ejemplo el blind spot detect, un avisador que indica cuando hay algo en el ángulo muerto y que está presente en casi todos los vehículos. No es una simple cuestión de marketing, se traslada al producto.

 

¿Hacia dónde se dirige esta alianza entre Škoda y ciclismo a medio o largo plazo?

A seguir trabajando en la misma línea. En el balance profesional y amateur, el balance entre carretera y montaña y en asociar la marca al ciclismo y dejar claro que nuestros coches son los mejores para el ciclista.

Déjanos tus Comentarios