jueves, 13 - Dic - 2018
Inicio / EN FORMA / MTB: 7 ERRORES QUE NO DEBES COMETER EN TU DIETA

MTB: 7 ERRORES QUE NO DEBES COMETER EN TU DIETA

No pruebes cosas nuevas durante las marchas o carreras. Limítate a los alimentos que ingieres en tus entrenamientos.

Existen mitos, sobre todo dentro de este deporte, que se han propagado entre los practicantes de las dietas para obtener beneficios extra. Estas costumbres o actitudes, ya sea por su bajo coste o por comodidad, generan, en realidad, una fuente de problemas que anulan el efecto del régimen alimenticio y retrasan la preparación.

Por Aida Viladrich

1. DEMASIADAS PROTEÍNAS

Los ciclistas necesitan un poco más de proteína que el resto de deportistas, exactamente entre 0,8 y 1,4 gramos por kilo de peso corporal. Pero esto no implica que se tenga que incluir siempre proteínas animales en las comidas. Un exceso de esta sustancia genera grasa, sobrecarga el hígado o los riñones y provoca pérdidas de calcio.

CONSEJO: alterna las proteínas de origen animal (carne, pescado) con las vegetales, presentes en frutos secos o legumbres. Obtendrás ‘proteínas completas’.

2. TOMAR ANTIOXIDANTES ANTES DEL EJERCICIO

Diversos estudios coinciden en que ingerir alimentos o líquidos ricos en vitaminas C y E (naranja, limón, frutos secos, tomate) o antioxidantes antes de los entrenamientos puede disminuir el rendimiento deportivo, al contrario de la creencia generalizada. Esto se debe a que los antioxidantes interfieren en la producción de energía en el transcurso del ejercicio.

CONSEJO: toma líquidos de este tipo o alimentos ricos en vitamina C y E, como las naranjas o los frutos secos, siempre después de tus salidas en bici, nunca antes.

3. COMER PESCADO ENVASADO O CONGELADO

Pescados como el salmón, pescado rico en omega 3, un ácido graso fundamental que ejerce de antioxidante, es recomendable incluirlo en las dietas ciclistas, pero habrá que atender a su procedencia. Un ejemplar criado en piscifactoria, la mayoría que nos encontramos envasados en el supermercado lo son, se ha alimentado con piensos artificiales, maíz o soja transgénica, perjudiciales para nuestro organismo. Además, sólo contiene un cuarto del omega 3 de uno fresco.

CONSEJO: si compras  pescado, asegúrate de que sea salvaje y no haya sido criado en cautividad.

4. DIETA A BASE DE PASTA Y ARROZ

Es conveniente variar las fuentes de las que se obtienen los valiosos hidratos de carbono. Existen otras opciones, como los cereales, espárragos, berenjenas, pepinos o calabazas que aportan carbohidratos benignos y se pueden incluir en multitud de ensaladas o platos.

CONSEJO: no abuses de los platos de pasta y arroz y consúmela de tipo integral antes de una prueba. Te aportará vitaminas, minerales e hidratos de carbono.

5. PROBAR ALIMENTOS NUEVOS DURANTE UNA PRUEBA

Probar nuevos alimentos en los avituallamientos, que no consumes habitualmente en los entrenamientos, puede no digerirse adecuadamente y acabar con todas nuestras opciones. La digestión trabaja muy lenta en el momento de máximo esfuerzo, por lo que se puede digerir mal esa sustancia nueva, crear gases o hasta algún corte de digestión.

CONSEJO: No es aconsejable experimentar en las carreras. Limítate a ingerir los productos que habitualmente consumes en los entrenamientos: barritas, geles o fruta.

6. EVITAR LOS CALAMBRES CON SUPLEMENTOS

Algunos bikers optan por los suplementos de magnesio para evitar o retrasar la aparición de los calambres. Supone un error limitarse a estos productos, sobre todo si no se está habituado a los suplementos. Su absorción es limitada y el resto de compuestos que lo acompañan se elimina.

CONSEJO: De nada sirve suplementarse con magnesio si no prescindimos o limitamos los productos que lo eliminan: el café, azúcar, alcohol, comidas procesadas. El cacao en polvo, las nueces o las avellanas son fuente natural de magnesio.

7. OLVIDAR EL BATIDO POST-ENTRENAMIENTO

Tras realizar una sesión dura de entrenamiento o competir, reponer fuerzas con una comida a base de hidratos de carbono no es la solución más acertada, debido a que ralentiza la recuperación hasta 48 horas. Un plato de pasta o pollo tarda dos horas en digerirse y, para entonces, la ventana metabólica ya ha cerrado sus puertas.

CONSEJO: prepara un batido post-entrenamiento que combine ricota, banana, agua, miel y canela, que contiene el aporte proteico y de hidratos de carbono necesarios.

Déjanos tus Comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.