domingo, 05 - Jul - 2020
Inicio / BW NEWS / NUEVA CANNONDALE TOPSTONE CARBON NEO

NUEVA CANNONDALE TOPSTONE CARBON NEO

La firma norteamericana toma la delantera en innovación y tecnología aplicada al Gravel con la presentación de una e-bike para Gravel de doble suspensión. Ya no hay aventura offroad imposible.

Si Cannondale se ha caracterizado tradicionalmente por explorar diferentes innovaciones en el ámbito del Gravel, lo mismo sucede con las bicicletas eléctricas, segmento en el que también gozan de un solvente liderazgo. Más allá de una completa flota de e-bikes de Mountain Bike, la firma norteamericana ya posee una amplia oferta en eléctricas para carretera, adaptadas de sus reputadas Synapse y Super-Six. El salto al gravel es, por tanto, natural habida cuenta de las importantes actualizaciones que ha sufrido la Topstone recientemente.

Sin embargo, la Topstone Carbon Neo no es simplemente una Gravel con motor y batería soldados. Se trata de una ambiciosa bicicleta facturada en fibra de carbono, equipada con recursos de suspensión en ambos ejes y preparada para acompañarte en grandes aventuras. Una modalidad en la que el pedaleo asistido tiene todo el sentido ya que potencia el carácter explorador de las bicicletas Gravel y sus usuarios.

MÁXIMA TECNOLOGÍA

De nuevo encontramos un cuadro de fibra de carbono BallisTec (ninguna Topstone se sirve del carbono Hi-Mod de alto módulo) con una geometría equilibrada entre rendimiento y comodidad, con especial énfasis en liberar el mayor peso posible en el tren delantero para mejorar la maniobrabilidad en terreno técnico y revirado.

Repite también el sistema KingPin de suspensión trasera y sus 30 mm de recorrido máximo dados por la flexión de las fibras en los tubos del triángulo trasero. Y por supuesto se ha incorporado la nueva horquilla Lefty Oliver de 30 mm en dos de sus montajes para obtener toda una e-bike de doble suspensión para Gravel ligera, rápida, cómoda y absorbente.

El cuadro está preparado para instalar alforjas, portabultos y guardabarros, incluye el sensor Cannondale, el cableado es interno y responde al sistema de construcción Proportional Response con una adaptación de la tubería y la suspensión a cada talla de forma específica.

COMO UN COHETE

Pero lo que convierte a la Topstone Neo en una bestia de Gravel asistido es la unidad motriz. En lugar de escoger un sistema de motorización menos potente, con menor autonomía y peso, se ha preferido mirar al Mountain Bike e instalar el motor Bosch Perfromance CX con sus 250W de potencia y una batería PowerTube de 500 Wh, lo que concede una autonomía estimada de 127 kilómetros hasta agotarse. Dentro del segmento de las e-Gravel, que comienza a abrirse camino, estamos ante una de las más contundentes y su objetivo no es otro que las aventuras más largas y escarpadas posibles. En función del montaje encontramos el display Bosch Kiox, con una pantalla LCD a color, o Purion, más básico.

GAMA COMPLETA

Habrá cuatro montajes de la Topstone Carbon Neo, dos de ellos con la nueva horquilla Lefty Oliver, lo que condiciona buena parte de su montaje. En estos casos la rueda ha de ser de 650b y por ello se puede incorporar un neumático más ancho, de 42c, que en las versiones con horquilla rígida donde se ha optado por un set de cubiertas más conservador de 37c sobre ruedas de 700. Además, los modelos con horquilla Lefty incluyen transmisión monoplato, con un grupo SRAM AXS híbrido entre X01 Eagle y Force eTap en el tope de gama y Shimano GRX para el modelo de entrada de gama.

Los modelos carentes de suspensión delantera repiten con el grupo Shimano GRX, específico para gravel, aunque con una configuración de doble plato y 11 coronas. La nueva Topstone Carbon Neo está disponible en cuatro tallas (S, M, L, XL) con un precio de 5.799 € y 8.999 € para los modelos con horquilla Lefty y de 4.499 € y 6.299 € para los montajes de horquilla rígida.

 

Déjanos tus Comentarios