lunes, 16 - Jul - 2018
Inicio / BW NEWS / NUEVA CANYON LUX 2019

NUEVA CANYON LUX 2019

Pongámonos en situación. La Canyon Lux CF fue lanzada por la firma alemana en la temporada 2013 y rápidamente se convirtió en una montura de excelente rendimiento en pruebas de larga distancia, con importantes títulos y dominio absoluto de figuras como Alban Lakata o Pauline Ferrand Prevot. Sin embargo, durante este tiempo, el Cross Country ha evolucionado. Las bicicletas de doble suspensión necesitan obtener ventajas en carreras por etapas o en plenos ‘rock gardens’. Y este es el ideal sobre el que se ha sustentado esta nueva ‘full suspension’ que pretende convertirse en una referencia frente a sus rivales.

 

MENOS ES MÁS

La principal novedad respecto a su predecesora reside en la reformulación del esquema de suspensión, proponiendo ahora una ubicación horizontal del amortiguador anclado bajo el ‘top tube’. Hay tres razones que explican este cambio: los rodamientos de los puntos de giro sufren menos estrés, se ahorra un buen puñado de gramos en una zona muy sensible de la bicicleta y se mejora la capacidad de respuesta al eliminar puntos de fricción mejorando la suavidad de la suspensión. Además, y esto es una novedad importante, esta nueva ubicación permite la instalación de dos portabidones de 800 ml en todas las tallas, un lujo para largas distancias.

El nuevo sistema de suspensión hereda el concepto ‘trifásico’ que Canyon ya ha adpotado en la Sender de Descenso y las Torque y Spectral para All Mountain y Enduro. La idea es proponer un comportamiento específico para cada una de las tres fases del recorrido de la trasera: sensible en el inicio, estable en la zona central y progresiva en el límite. Todo ello adaptado a sus 100 mm de recorrido con un SAG generoso propuesto por la firma, entre un 20 y 25% para exprimir sus cualidades.

El basculante también cambia por completo su configuración, optando ahora por una composición de una sola pieza, sin puntos de giro, que reduce el peso sin sacrificar el comportamiento de la suspensión. Además, este esquema implica menor mantenimiento al quedar ‘inmune’ a los efectos del barro o el agua. Ahora, los tirantes están diseñado para proporcionar una mínima tensión (y distensión) conjugándose con el sistema de suspensión y el SAG específico para mejorar el tiempo de respuesta. Por el camino, el nuevo esquema libera estrés sobre puntos del carbono, como las vainas, que demandan mayor rigidez. Gracias a ello, el efecto ‘anti-squat’ –o contaminación de la pedalada- se ha reducido notablemente respecto a la Lux 2014.

INSPIRACIÓN ‘HARDTAIL’

Actualizar la geometría para adaptarse a la competición ha sido una prioridad absoluta en Canyon. De hecho, su principal referencia no ha sido la anterior Lux sino la Exceed, la exitosa rígida de Cross Country de la firma alemana. El objetivo es que el biker se adapte al cuadro de la Lux del mismo modo que a la Exceed, para intercambiar rígida o doble, si así lo desea, en función de sus necesidades sin acusar el cambio.

El ángulo de la dirección, tan sólo se abre en 0,5º respecto a la rígida, en un claro enfoque a la competición, camino que ya emprendió la Exceed anteriormente. Sí se aprecian notables diferencias, en cambio, con la anterior Lux. El ‘reach’ crece en 20 mm, las vainas se reducen de 450 a 435 mm y la potencia se reduce a 80 mm. El ‘stack’ se sitúa a menor altura para favorecer un pilotaje más agresivo.

 

CONSTRUCCIÓN SÓLIDA

Canyon ha presentado la Lux directamente con sus dos configuraciones de carbono (SLX y SL), y únicamente en carbono. La geometría entre ambas es la misma, con una importante diferencia y es que el modelo SLX está orientado a la competición y monta horquillas de 100 mm mientras que los montajes SL ofrecen una visión más Trail y amplían su recorrido delantero a 110 mm. Esto supone mayor apertura de la dirección (0,5º) y un ligero incremento en la distancia entre ejes para mejorar la estabilidad del conjunto.

Ambos cuadro son extremadamente ligeros, con un peso de 1.662 gramos en el modelo SLX, incluyendo el amortiguador (en talla M) y de 1.852 gramos en el SL. Por supuesto, está dotada de las últimas innovaciones de la casa (y alguna sorpresa más), así como el habitual diseño vanguardista que nos brinda la firma alemana.

Seis serán los montajes definitivos de la nueva Lux entre ambos cuadros, con un precio de partida de 2.599 euros y la presencia de tija telescópica como firme apuesta en el XC en todos los modelos salvo los dos más básicos.

En el próximo número de Bikes World publicaremos un extenso reportaje analizando a fondo la nueva doble suspensión para Xc y Maratón de Canyon.

Déjanos tus Comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.