jueves, 09 - Abr - 2020
Inicio / BW NEWS / NUEVA IBIS RIPMO V2 2020

NUEVA IBIS RIPMO V2 2020

La imagen de Ibis siempre ha estado asociada al sistema de suspensión DW-Link, el primer esquema de suspensión flotante, desarrollado por Dave Weagle. Pero ya va siendo hora de que mires a esta exclusiva marca más allá de la conocida suspensión, y es que, con poco ruido, lbis ha ido perfeccionando sus monturas hasta tal grado que, examinándolas detenidamente, te darás cuenta de que son verdaderas joyas sobre dos ruedas. Y, para afianzar más esa idea, el fabricante norteamericano se destapa este 2020 con la nueva Ripmo V2, una espectacular máquina de Enduro en 29” con argumentos más que de sobra para ser tu futura compañera de salidas.

Por José M. Escotto

 

RE-EVOLUCIÓN

Seamos honestos, más que una máquina nueva, la Ripmo V2 es una evolución de la primitiva Ripmo y la posterior Ripmo AF (cuadro en aluminio que introdujo en 2019 una geometría más actual y que hereda en parte la nueva V2). En Ibis hablan de una ‘re-evolución’ y, ciertamente, es mejor no quitar el guion, porque no se trata de una revolución como tal, ya que lo que se ha hecho es perfeccionar los puntos claves con las tendencias actuales para confeccionar una montura que roza la perfección. La re-evolución, por tanto, consiste en pulir su espectacular cuadro de carbono, por ejemplo, abriendo 1º la dirección (de 65,9º se pasa a 64,9º), hacerla algo más larga entre ejes (29 mm más en la talla M) aunque sin modificar en exceso otros parámetros como el Reach (4 mm más) o el Stack (se mantiene el mismo) para hacerla, sobre todo, más estable en las bajadas pero manteniendo una gran manejabilidad, gracias al offset de la horquilla con sus comedidos 44 mm. Y es que el punto de mira de Ibis está en realizar una máquina enfocada a destacar en tu día a día pero también en competición (compitió camuflada en las EWS 2019 de la mano de Robin Wallner). Al contrario de lo que viene siendo norma en este segmento, se han mantenido los recorridos de suspensión que en Ibis creen más que suficientes; el eje delantero se queda en los 160 mm y el trasero aumenta solamente en 2 mm, pasando a ser de 147, que responde a un reajuste del sistema que pasa a ser más progresivo que el precedente, con una ratio aumentada y la posibilidad de incorporar amortiguadores de muelle, lo que redunda en su enfoque competitivo. Pero no sufras, que el pedaleo no se ve perjudicado, gracias a un triángulo posterior igual de compacto que la Ripmo original (vainas de 435 mm). Conclusión: misma facilidad para el pedaleo que con la Ripmo original pero mayores dotes ‘descender’ para no perder terreno ante la competencia.

LA JOYA DE LA CORONA

El cuadro de la Ripmo V2 hereda las virtudes propias del sello Ibis, en especial su cuidadísima construcción en fibra de carbono que deja una limpieza de líneas (cableado interno mediante conducciones realizadas también carbono) y unos acabados dignos de la exclusividad que la rodea. Se mantienen detalles como la protección plástica en la parte inferior del cuadro pero se añaden otros como las protecciones de las bieletas (links) del sistema de suspensión o el vinilo de policarbonato que resguarda al cuadro y al triángulo posterior de posibles agresiones. En el lado práctico, se sigue manteniendo el eje del pedalier roscado, para facilitar el mantenimiento, se introduce el anclaje ISCG05 del guíacadenas desmontable, como en la Mojo, y admite tijas telescópicas de largo recorrido (hasta 170 mm). Pero, si por algo destaca el cuadro, es por su elaborado sistema de suspensión, que introduce el conocido DW-Link: un esquema de tipo flotante que permite a la rueda al comprimirse dibujar el arco adecuado para cada cometido. Este esquema se ha ido perfeccionando con el paso del tiempo, destacando la incorporación de casquillos de fricción IGUS en la bieleta inferior (hay menos rotación pero la carga a la que es sometida es mayor) y rodamientos sellados en la superior. El aislamiento de fuerzas generadas por el pedaleo o la frenada es muy grande y la sensibilidad, máxima, con un aplomo de la rueda total, que dibuja las irregularidades del terreno a la perfección, sin perder contacto más que cuando nos lo propongamos. Todo este despliegue suele pasar factura a la hora de visitar a la báscula, aunque en la nueva Ripmo V2 el cuadro se va, con el amortiguador Fox DPX2, a los 2.834 g (talla M), una cifra notable.

MONTAJES

Cuando Ibis renació con sus famosas Mojo de carbono con DW-Link (allá por 2006), su aureola de bicicletas exclusivas era total, con unos precios inalcanzables para los comunes mortales. A  día de hoy, las tarifas exigidas para hacerte con una Ripmo V2 no difieren en exceso de otras marcas más ‘generalistas’, aunque eso no significa que sean baratas. Pero la realidad es que por 4.679 € ya puedes hacerte con toda una V2 equipada con transmisión 1X12, tija telescópica y suspensiones Fox Performance. Entre lo más destacable, el acabado con la transmisión SRAM Eagle AXS electrónica e inalámbrica que le da un aire aún más exclusivo al incorporar también la tija Reverb AXS por 9.149 €. Además, Ibis te ofrece la posibilidad de ir personalizando la Ripmo V2, con opciones como las ruedas en carbono o los acabados Factory de sus suspensiones, excepto la tope de gama XTR que, por 9.599 €, lo lleva de serie. Un mundo exclusivo para los riders más exigentes (y pudientes).

 

MONTAJE PRECIO
RIPMO V2 XTR 9.599 €
RIPMO V2 X01 EAGLE AXS 9.149 €
RIPMO V2 XT 6.179 €
RIPMO V2 GX EAGLE 5.779 €
RIPMO V2 SLX 5.479 €
RIPMO V2 NX EAGLE 4.679 €
Déjanos tus Comentarios