martes, 24 - Nov - 2020
Inicio / BW NEWS / NUEVA SPECIALIZED STUMPJUMPER 2021

NUEVA SPECIALIZED STUMPJUMPER 2021

La bicicleta más veterana del mundo se renueva una vez más para explorar nuevos registros de ligereza y versatilidad. La Stumpjumper 2021 recoge el ADN de la Epic EVO y lo libera de cualquier atadura para convertirse en la más rápida y divertida ante senderos interminables.

 

Cuarenta años dan para muchas cosas. Para desarrollar una bicicleta de Trail eficaz y exitosa. Para montar por todo tipo de senderos alrededor del mundo o para aprender lo que significa el Trail y redefinirlo. Cuarenta años es la edad que atesora el sello Stumpjumper, la primera bicicleta de montaña desarrollada en serie.

La nueva ‘Stumpy’ nace como una bicicleta Trail mayúscula, la más completa fabricada por la firma norteamericana. Desde Specialized reconocen que este tipo de monturas de doble suspensión y recorrido medio pueden presentar limitaciones en senderos muy técnicos o ante grandes obstáculos. El objetivo ha sido eliminar esas barreras, pero también reflejar el ADN de la Epic EVO, el modelo Down Country de la casa, por lo que se garantiza un peso muy ligero y eficacia en la pedalada. Por tanto, llevándolo al extremo, estamos ante una bicicleta tan bajadora como una Enduro y tan rápida como una Cross Country.

ESLABÓN PERDIDO

Gran parte del sentido de esta polivalencia reside en el cuadro, la columna vertebral de la Stumpjumper. Está construido en fibra de carbono FACT 11M, la más ligera y sofisticada usada por Specialized en Mountain Bike, y se aplica sobre toda la gama, no sólo en los exclusivos montajes S-Works. Su peso es de 2.240 gramos en talla S4, incluyendo pintura, amortiguador y todo el hardware y protecciones, lo que supone una rebaja de 100 gramos respeto a su predecesora. Se ha eliminado cualquier vestigio de material sobrante y se han optimizado las formas, especialmente en la estructura del ‘side arm’ y el anclaje con el amortiguador, un punto clave en el refuerzo de la rigidez.

Pero es la trasera la parte que sufre más cambios, y la que más refuerza la ligereza y rigidez de la nueva Stumpjumper. En una búsqueda por simplificar la suspensión, se ha eliminado el característico punto de giro en el basculante para que, aplicando todos los conocimientos sobre tratamiento del carbono y los composites que unen las láminas, sea la propia flexión del material la encargada de completar los 130 mm de recorrido que se ofrecen en la suspensión. El ahorro directo es de 55 gramos en hardware, pero más allá de este puñado de gramos lo valioso es la ganancia en rigidez lateral gracias a prescindir de un eje de pivote. Una tendencia totalmente extendida en el Cross Country que comienza a abrirse paso también en disciplinas más radicales gracias a la evolución en el tratamiento y ensamblaje del carbono.

MÚLTIPLES OPCIONES

Cada cambio y cada pieza en la bicicleta se han realizado en base a mejorar el comportamiento de la suspensión, denominada por la firma de Morgan Hill como RX Tune. Gracias a estas mejoras, el leverage ratio, o curva de compresión dibujada por el propio basculante, es muy progresivo. Esto quiere decir que el primer tramo de su recorrido (hasta los 50 mm iniciales) el tacto es muy sensible ante pequeños baches e irregularidades, el tramo intermedio (de 50 a 100 mm) el soporte es superior para proporcionar un buen pedaleo y acometer mayores obstáculos, mientras que el final del recorrido (de 100 hasta los 130 mm) es mucho más duro a fin de evitar topes bruscos soportando cualquier impacto o aterrizaje.

Por si no fuera suficiente, la tecnología Flip Chips permite realizar una pequeña alteración de la geometría con solo modificar el anclaje del amortiguador. Se puede variar la altura del pedalier en 7 mm y el ángulo de la dirección en 0,5º. En todos los casos se ha optado por una postura de conducción centrada que optimice la tracción y el paso por curva, buscando el ‘feeling’ habitual de la Stumpjumper de bicicleta muy ágil y juguetona aunque capaz en terreno técnico. Entre sus medidas, destaca una longitud de las vainas de 432 mm, una dirección abierta a 65º, un ángulo del sillín a 76º o un tubo horizontal de 605 mm en talla S3.

Y hablando de la nomenclatura de las tallas. Recuerda que Specialized desde el año pasado ha abandonado la habitual clasificación (S, M, L…) por un tallaje denominado S-Sizing que en este modelo va desde la S1 hasta la S6. Todos los cuadros comparten algunos patrones similares en su geometría como la longitud del tubo de la dirección o el standover (altura del cuadro). De este modo, un usuario no podrá escoger entre cualquiera de las 6 tallas, pero sí entre dos o incluso tres dependiendo del comportamiento que busque o su estilo de conducción. Si desea una montura más compacta y ágil podrá optar por una talla pequeña dentro de su estándar o si busca más estabilidad y contundencia escoger la talla grande.

VUELVE LA ALEACIÓN

La gama Stumpjumper 2021 estará compuesta por seis montajes, siendo los dos primeros con cuadro de aluminio. Specialized recupera este material en la mítica Stumpy después de años exclusivamente en carbono, con la idea de economizar estos montajes, y conservando la misma geometría que las versiones de fibra, así como la suspensión RX Tune, tallaje S-Sizing y calidad de conducción. Al carecer del tratamiento del carbono en el basculante, esta versión sí posee el eje de pivote de tipo Hors Link en la trasera.

El precio de entrada, por tanto, arranca en 2.199 euros, asciende a 3.999 € en el primer montaje con carbono FACT 11M y se eleva hasta los 9.999 euros en una única versión S-Works, dotada de cambio y tija electrónicos SRAM AXS. Este cuadro podrá ser adquirido en solitario incluyendo el amortiguador por 3.199 euros.

STUMPY EVO

Unos días antes del lanzamiento de la nueva Stumpjumper, Specialized lanzó pistas de su nueva creación desvelando la versión EVO, con cotas más radicales y recorridos más largos de 160 y 150 mm delante y detrás. El peso del cuadro es también muy ligero aunque aumenta ligeramente hasta los 2.750 gramos, y conserva el sistema de tallaje S-Sizing o el diseño del Side Arm con el anclaje del amortiguador reforzado.

Pero la principal diferencia está en la enorme capacidad de personalización de la geometría, pudiendo escoger hasta 6 configuraciones dadas por el Flip Chip en el punto de giro Horst Link (esta versión sí incluye un basculante articulado) así como la modificación de una cazoleta en la dirección intercambiable, sin necesidad de desmontar la horquilla o la dirección. Gracias a ello, las cotas son más radicales que en la versión estándar, con un ángulo del sillín muy vertical (77,2º) y una dirección que llega a lanzarse a 63º en su configuración más agresiva.

Déjanos tus Comentarios