martes, 12 - Nov - 2019
Inicio / BW NEWS / NUEVA TREK SUPERCALIBER

NUEVA TREK SUPERCALIBER

El nuevo proyecto para XC de Trek puede ser la bicicleta que más rumores, filtraciones y especulaciones ha provocado en los últimos años. Después de meses viendo en fotos y vídeos a Jolanda Neff competir con este modelo oculto por una lona negra, por fin podemos contemplar y analizar al detalle la nueva Supercaliber, un híbrido entre una rígida y una doble, o lo que es lo mismo, la comunión perfecta entre la Procaliber y la Top Fuel.

Con 100 mm de recorrido en el eje delantero y ruedas de 29 pulgadas, la clave está en el exclusivo sistema de suspensión desarrollado por Trek, capaz de otorgar 60 mm de absorción a la trasera mediante una compleja tecnología que ha necesitado cuatro años de desarrollo. Veamos cómo es por dentro el corazón del IsoStrut.

 

AMORTIGUACIÓN DIRECTA

Así ha bautizado Trek a su sistema de suspensión integrada, un proyecto para el que han contado con Fox en su ejecución. El sistema consiste en una barra estructural de carbono (una extensión del propio tubo horizontal) que alberga en su interior un cilindro en acabado antifricción Kashima que, a su vez, aloja la estructura de un amortiguador Fox DPS convencional con dos ajustes de bloqueo (abierto o cerrado) regulables desde el manillar. El IsoStrut permite el movimiento longitudinal del amortiguador en función de la lectura del terreno, pero al ir anclado de forma fija por los extremos al cuadro no existe flexión lateral alguna.

Además, el triángulo trasero es totalmente rígido, de una sola pieza, y los tirantes conectan directamente con el cilindro del sistema como una extensión propia. Este basculante, siempre de carbono, es fundamental ya que la flexión vertical de las fibras completa los 60 mm de recorrido del IsoStrut. Se elimina, por tanto, el peso y la complejidad mecánica de un sistema de desmultiplicación a través de bieletas y varios puntos de giro de una doble suspensión convencional. Las cifras dadas por la marca hablan por sí solas. El peso del cuadro incluyendo el amortiguador y la tornillería es de 1.900 gramos y esto se traduce en un peso total de la bicicleta inferior a 10 kilos, con un montaje ‘premium’ eso sí.

 

GEOMETRÍA HÍBRIDA

La geometría de la Supercaliber es de puro XC, aunque de nuevo apreciamos un término medio entre una rígida pura y una doble más lanzada. La dirección se abre a un ángulo de 69º, las vainas son cortas (430 mm), el tubo vertical es de 74º y el reach se extiende a 425 mm, más largo que en la Procaliber y más corto que en la Top Fuel. El tubo diagonal proyecta el diseño Straight Shot que mejora la rigidez sobre diseños curvados y el paso de rueda está limitado a un ancho máximo de 2.2 pulgadas. Además, aunque de serie siempre serán 100 mm de recorrido en la horquilla, admite horquillas de hasta 120 mm.

El cuadro permite la instalación de dos portabidones a pesar de la presencia del sistema IsoStrut, una cualidad muy valorada en XC Maratón, posee el sistema Knock Block que bloquea la dirección para evitar dañar el cuadro con el manillar y permite instalar tijas telescópicas aunque de serie no se verá en ningún montaje.

Hablando de montajes, cuatro serán los modelos que Trek sacará a la venta de su nueva Supercaliber, todos ellos fabricados sobre fibra de carbono OCLV, con un rango de precios que oscila desde 4.499 € hasta 10.499 €, con la opción de cuadro suelto a 3.799 €. Todos los montajes equipan transmisión SRAM Eagle 1×12, con la tope de gama luciendo el nuevo cambio AXS electrónico y entran a formar parte del programa Project One para personalizar el cuadro. Una bicicleta que pretende sentar un nuevo precedente en la competición, con los beneficios dados por una rígida y una doble, adaptándose así a la exigencia física y técnica del Cross Country actual.

No te pierdas en el próximo número de Bikes World un reportaje a fondo de la nueva Trek Supercaliber con las mejores fotografías de la bicicleta.

Déjanos tus Comentarios