viernes, 22 - Mar - 2019
Inicio / BW NEWS / NUEVO SRAM EAGLE AXS

NUEVO SRAM EAGLE AXS

SRAM ha evolucionado el concepto monoplato con la incorporación de una transmisión de accionamiento electrónico e inalámbrico a sus series XX1 y X01.

Por José M. Escotto

SRAM ha recurrido a sus dos transmisiones estrella (XX1 y X01) para incorporar la tecnología de accionamiento electrónico algo que, por cierto, era esperado, y más teniendo en cuenta que varios de sus más laureados pilotos, Nino Schruter, en XC o Jerome Clementz en Enduro, ya instalaban las nuevas AXS en sus monturas de competición. Pero no pienses que SRAM se ha conformado en igualar a las todopoderosas Di2 de Shimano: como es norma, en esta lucha, han ido un paso más allá, ya que la transmisión de las órdenes entre los componentes es vía Wireless, por lo que se prescinde de cableado. Podemos resumir las principales características en los siguientes puntos:

 

  • Las nuevas series Eagle AXS son monoplato. La transmisión entre el pulsador y el desviador trasero es vía Wireless.
  • No se han motorizado las antiguas Eagle. La serie Eagle AXS tiene un diseño específico, con cambios en dimensiones, prestaciones y a nivel estético.
  • La batería se instala directamente en el propio desviador (a imagen y semejanza de la transmisión eTap de carretera), por lo que no es necesaria ninguna ubicación específica, pudiendo ser instalada esta transmisión en cualquier cuadro. Es más, la instalación es más rápida e intuitiva que una normal con cables, ya que la instalas, ajustas los topes mediante dos tornillos y ella se ajusta sola.
  • La diferencia en el enfoque de utilización se hace más patente, con una XX1 de clara concepción Cross Country y la X01 mirando más a las categorías Gravity.
  • No hay pesos oficiales pero los componentes electrónicos emplean menos ‘material’, por lo que entendemos que las nuevas Eagle AXS serán, como poco, igual de ligeras o más, que las transmisiones XX1 y X01 mecánicas.
  • Evidentemente es impermeable, cumpliendo el estándar internacional IP69K*, suficiente para que puedas exprimirla en los días de peor climatología.

 

En definitiva, un cambio electrónico aporta un funcionamiento intachable en cualquier tipo de situación: da igual que la cadena esté en plan tensión por un fuerte pedaleo, o bajando con la trasera de la bicicleta perdiendo el contacto continuamente con el suelo, la precisión del cambio electrónico es total, por ello es un arma perfecta para la competición.

 

Por partes

 

Desviador trasero Eagle AXS

En SRAM lo denominan el ‘cerebro’ de la nueva transmisión. En él nos encontramos la batería que, con solo 25 g de peso, asegura un funcionamiento de unas 20 horas. Cada uno decidirá si es suficiente o no, pero sí sabemos que en una hora la puedes cargar al máximo.

Por cierto, comprobar el nivel de carga de la batería es fácil: presiona el botón del cambio y una luz verde te dirá que está totalmente (o casi) cargada. Ahora bien, si sale una luz roja fija quiere decir que está a la mitad y, si parpadea, que hay que cargarla. Para alargar la duración de la batería, existe un modo ahorro para cuando la bici está sin usar.

Pero volviendo al desviador, el nuevo AXS presenta un diseño más limpio y fluido, destacando la nueva caja que se acorta para ganar 10 mm extra de distancia al suelo y así evitar roces con piedras. Además, su nueva ubicación, algo más adelantada, hace que la cadena rodee mejor el casete, lo que mejora las prestaciones del nuevo Eagle (cambios instantáneos). El desviador ajusta automáticamente la tensión de la cadena, para conseguir un funcionamiento sin roces, lo que hace muy silencioso su uso y consigue alargar la vida útil de los componentes.

Para protegerse ante posibles impactos, se incorpora la tecnología ‘Overload Clutch’, que permite que el desviador se desacople en caso de un golpe para, posteriormente, volver a su posición inicial, protegiendo el propio motor pero también el desviador y la patilla del cambio. Como es lógico, no renuncia a las tecnologías habituales de la marca, como el ‘Type 3 Roller Bearing Clutch’ (rodamientos exclusivos para un funcionamiento preciso) o la actuación “X-Horizon” (limita el movimiento del cambio en el eje horizontal, atenuando ruidos e imprecisiones al engranar la cadena).

Los nuevos cassettes no presentan grandes novedades en cuanto a funcionamiento ya que, además de ser compatibles, como siempre, con núcleos XD, su rango de relaciones permanece inalterado: entre 10 y 50 dientes repartidos en 12 piñones. Cambian las decoraciones para marcar diferencias, con un espectacular acabado arcoiris en la serie XX1 (XG 1299) y un más discreto negro/polar en la X01 (XG 1295). La cadena (XX1 chain) es compartida para ambas series, con el acabado arcoiris.

 

Pulsador Eagle AXS

Se ha incorporado un botón de doble movimiento (nada de palancas) que en SRAM han bautizado como ‘puntos táctiles ergonómicos’. Imagínate la precisión. Con estos puntos táctiles podrás subir o bajar la corona, aunque, gracias a la APP del AXS, podrás configurar a tu gusto qué botón decide cada movimiento, un mundo. En la parte delantera del mando (cerca del nudillo del dedo índice), existe una palanca, la ‘Secret Sprint’, que te permitirá hacer cambios fulgurantes sin cambiar la posición de tu mano el manillar. Se incorpora un segundo mando en la parte izquierda del manillar que, en un principio, puede orientarse su uso para la tija telescópica RockShox Reverb aunque, como verás más adelante, las funciones pueden intercambiarse con el mando derecho.

 

App AXS

Otro guiño a la creciente ola tecnológica que vive el sector es la App que se ofrece con el nuevo AXS. Es un software que te permitirá personalizar las especificaciones de la nueva transmisión.

 

  • Permite regular y personalizar la actuación del mando de los cambios.
  • También podrás asignar el funcionamiento de la tija RockShox Reverb a la palanca que te resulte más intuitiva.
  • Podrás además controlar los datos que el sistema almacena.
  • Conexión a tu SRAM Id, para que te envíen los avisos de mantenimiento para revisión de los componentes.

 

Tija RockShox Reverb AXS

No sabemos si quedará ensombrecida por las transmisiones, pero el accionamiento electrónico de la tija (el funcionamiento es hidráulico como hasta ahora) es todo un espectáculo. Se repliega y despliega a golpe de botón, lo que implica que te puedas centrar única y exclusivamente en el pilotaje sin tener que prestar atención a nada más. Y es que  se ha construido con un pistón flotante interno de baja fricción, lo que supone un esfuerzo mucho menor del rider para bajarla de posición. Por cierto, nada de guiados complejos del cable por dentro del cuadro e imposibles ajustes: la instalación es sencillísima al prescindir del cableado. También es destacable la válvula de sangrado que posee, para evitar desmontajes engorrosos a la hora de realizar el mantenimiento: si con el uso se mezcla el aire con el aceite y da problemas, presiona la mencionada Vent Valve y el aire se canalizará nuevamente a la cámara de aire. Comentar que la batería que instala la nueva tija es compatible con la del desviador, pudiendo intercambiarlas en caso de que te quedes sin energía en la del cambio.

No te pierdas el amplio reportaje que hemos dedicado al grupo Eagle AXS de SRAM en el próximo número de Bikes World.

Déjanos tus Comentarios