miércoles, 26 - Jun - 2019
Inicio / ¡A PRUEBA! / A PRUEBA: POLAR M450

A PRUEBA: POLAR M450

POLAR-1

POLAR-3

Dimensiones 7,4 x 4,9 x 1,4 cm.

CICLOCOMPUTADOR GPS
POLAR M450

El auge del registro de parámetros físicos, altitud o ‘tracks’ ha multiplicado la popularidad tanto en el ciclismo de carretera como en el Mountain Bike del uso de ciclocomputadores. Hace unos meses conocíamos de primera mano el Polar V650, el buque insignia de la firma sueca y, siguiendo la misma línea que con los relojes pulsómetro para running y triatlón, presentan ahora la versión de acceso específica para ciclismo. Un potente ordenador de a bordo para entrenamientos o competición bajo una relación calidad/precio tremendamente competitiva.
Antes de analizar sus funciones, destaca el valor del conjunto de ‘extras’ que trae consigo el M450. En un ‘packaging’ muy sencillo, se incluye el propio dispositivo, el soporte para el manillar o la potencia (de fácil colocación y extracción mediante un giro de 180º), el cable USB para la carga de la batería y el sensor que registra la cadencia del pedaleo y la velocidad mediante enlace por Bluetooth y un imán que se ha de ubicar en la biela. Por 40 euros más sobre su PVP, Polar añade al pack la banda de frecuencia cardíaca H7.

FUNCIONES
Su principal cualidad reside en el GPS integrado de conexión ultra rápida. Este enlace vía satélite permite registrar un amplio abanico de parámetros, desde la velocidad actual y media, ‘laps’ automáticos y manuales o la práctica función ‘Back to Start’ que rehace el track hasta el punto de origen.
Ofrece ocho pantallas durante el entrenamiento, con una distribución de la información muy coherente, desde la posibilidad de destacar un solo dato principal como la velocidad o la FC, hasta cuatro parámetros al mismo tiempo.
A diferencia del V650, la pantalla no es táctil sino que se regula mediante cuatro botones laterales y uno central. Su uso es intuitivo y se pulsan con facilidad con una sola mano.

CONECTIVIDAD
Una de las grandes virtudes del Polar M450 respecto a otros dispositivos en su rango de precio radica en la conectividad con la app (para IOS y Andorid) y el servicio web Polar Flow. Esta plataforma permite analizar, planificar y clasificar el entrenamiento en detalle. Una vez familiarizado con el dispositivo, comprobarás que Polar Flow es una herramienta vital que amplía las posibilidades del ciclocomputador. El gran ‘pero’ de la firma nórdica es la exclusividad casi marginal de su servicio web. Puedes seguir a tus amigos o personalizar tu dispositivo y tu perfil, y además, la última actualización de Polar presentada hace apenas unos días incorpora la demandada compativilidad con Strava.
La memoria interna es capaz de registrar hasta 35 horas de uso y la batería presenta una autonomía de 18 horas. Nosotros lo hemos exprimido desde el 100% de la carga hasta el apagado total y, con un uso continuo del GPS ha alcanzado holgadamente las 18 horas, aunque antes procede a una suspensión de la pantalla mientras mantiene el registro del entrenamiento.
La imagen que proyecta el M450 es la de un bikecomputer universal, apto para quienes buscan un análisis profundo de sus salidas sin el desembolso de los dispositivos de alta gama. Es más compacto que el V650, una cualidad favorable para los mountain bikers, ya que facilita su instalación en potencias de longitud inferior a 100 mm. Como nota de distinción, la carcasa externa es intercambiable entre los cuatro colores a escoger (blanco, negro, rojo y amarillo) a un precio de 15 euros la unidad.

POLAR-2

El ‘packaging’ incluye el dispositivo, soporte para manillar y poteNcia, cable USB, sensor de cadencia y banda de frecuencia cardíaca H7 (opcional).

FICHA TÉCNICA
DIMENSIONES    7,4 x 4,9 x 1,4 cm
DIMENSIONES PANTALLA    3,4 x 3,4 cm
PESO    50 gramos
AUTONOMÍA    18 horas
MEMORIA    35 horas
PVP    160 € / 200 € con sensor de frecuencia cardíaca

VALORACIÓN
Comodidad    4,5
Peso     4
Rendimiento     4
Calidad/precio    4,5
Total    4,5

Déjanos tus Comentarios