jueves, 23 - May - 2019
Inicio / BRICO / PURGADO DE FRENOS AVID

PURGADO DE FRENOS AVID

APERTURAavid

Si tu bici monta frenos Avid, habrás notado que cada cierto tiempo el tacto de la maneta pierde su recorrido habitual, abriéndolo hasta hacer tope con el manillar. El uso de líquido de frenos sintético DOT 5.1 provoca que la frenada sea eficaz por más tiempo (retrasa el fenómeno de ‘fading’) pero facilita la entrada de aire en el circuito. No temas, tus frenos necesitan ser purgados. Una intervención muy sencilla gracias al kit que pone a la venta la marca, con todo el material necesario para llevarlo a cabo.

Puedes leer el artículo completo en el número 19 de Bikes World

Este Brico es uno de los más prácticos y sencillos que podemos acometer desde casa, siempre y cuando tengamos claro cada uno de los pasos que componen el proceso y para qué sirven. El purgado de los frenos Avid se ha convertido en una intervención accesible a cualquier aficionado, sea principiante o un ávido biker, gracias al kit que pone a la venta la propia firma que incluye todo el material necesario.

DIFICULTAD: MEDIA
DURACIÓN: 30 MINUTOS

HERRAMIENTAS: Kit de purgado Avid

HERRAMIENTAS

PASO 1

Has identificado que el excesivo recorrido que ofrece la maneta de freno se debe a una entrada de aire en el conducto hidráulico y por tanto es necesario purgarlo. Antes, retira la rueda y las pastillas de freno. Aunque este paso no es estrictamente necesario, es la mejor forma de asegurarnos que el líquido de frenos no entre en contacto con el disco ni las pastillas.

PASO 2

Todo lo necesario para esta intervención se encuentra en el kit de purgado Avid: jeringuillas, líquido sintético DOT 5.1, separadores, e incluso la llave de Torx del tornillo purgador situado en la cavidad que alberga las pastillas.

PASO-2

PASO 3

Antes de retirar este tornillo, conviene tener preparada la jeringuilla con el líquido hidráulico limpio. La roscamos en el hueco dejado por el tornillo purgador asegurándonos de presionar el cierre (de color rojo) en el extremo de la jeringuilla. De este modo no entrará aire en el circuito ni en la jeringuilla.

PASO 4

Es turno ahora de repetir la operación con el tornillo purgador de la maneta de freno. Como se ve en la imagen, el tornillo de este freno está muy desgastado hasta presentar una forma cónica y tiene betas entre los ‘filetes’. Este puede ser un motivo por el que se ha filtrado aire en el conducto hidráulico.

PASO 5

Con las dos jeringuillas roscadas en las pinzas y la maneta, comienza el proceso de purgado. No olvides abrir el circuito quitando el cierre de seguridad rojo que hemos accionado al colocar las jeringuillas. En un principio deberás acompañar el movimiento de entrada de aceite limpio desde las pastillas con el de salida de aceite sucio desde la maneta. Después, la presión del circuito facilita el proceso.

PASO-5

PASO 6

Es muy importante acompañar el proceso de purgado con una serie de ligeros golpes a lo largo del circuito, desde la cavidad que alberga las pastillas, pasando por el cableado hasta la maneta. Con esto lograremosdirigir las burbujas acumuladas en el líquido hacia la jeringuilla de salida.

PASO 7

No hay una cantidad específica que nos indique que el proceso de purga ha terminado. El mejor indicativo es cuando apreciamos que la jeringuilla de la maneta ya no recoge aceite sucio. Una vez finalizado, cerramos de nuevo el canal con los cierres de seguridad para que no se filtre aire, desenroscamos las jeringuillas y atornillamos los tornillos purgadores con un apriete firme.

PASO-7

PASO 8

Antes de colocar las pastillas y la rueda, es un buen momento para limpiar a fondo todo el canal con un desengrasante específico para líquido de frenos, incluyendo el hueco de las pastillas (tal y como vimos en el Brico del mes pasado sobre el mantenimiento de las pastillas). Una vez acoplado de nuevo todas las piezas, comprueba que el tacto de la menta vuelve a ser el correcto.

 

Déjanos tus Comentarios