lunes, 10 - May - 2021
Inicio / BRICO / PURGADO DE FRENOS SHIMANO

PURGADO DE FRENOS SHIMANO

APERTURA1

Los frenos Shimano destacan por su tacto suave y progresivo, pero si tu bici monta un grupo de freno del gigante nipón, también sabrás del poco mantenimiento que requieren. El purgado de sus frenos es una intervención algo más aparatosa que con otras marcas, pero una vez hayas aprendido cada uno de sus pasos, comprobarás que se trata de una operación bastante sencilla que te permitirá poner a punto tus frenos desde casa.

Puedes leer el artículo completo en el número 21 de Bikes World

(Agradecimientos: Sotobike)

HERRAMIENTAS NECESARIAS

· Vaso de sangrado frenos Shimano
· Llave Torx 10
· Separador de pastillas
· Aceite mineral
· Llave fija del 7

PASO 1

El primer paso a la hora de acatar el purgado del freno es colocar la maneta en posición horizontal. Esto nos permitirá trabajar con mayor comodidad y evitará que el líquido se derrame durante el proceso.

PASO 2

Aunque no es estrictamente necesario, nosotros recomendamos retirar la rueda y las pastillas del freno que vayamos a purgar. Un posible contacto de las pastillas con el líquido de freno las estropearía.

PASO 3

Comenzando por la maneta, retira el tornillo purgador con una llave Torx del 10 y coloca el embudo que Shimano proporciona para acumular el líquido sucio. El aceite mineral es menos corrosivo que el DOT por lo que no necesitarás usar guantes.

PASO-3

PASO 4

Repite la operación en la pinza de las pastillas de freno. Afloja primero un cuarto de vuelta el tornillo purgador con una llave fija del 7 para abrir el circuito y, a continuación, coloca el tubo de la jeringuilla retirando la tapa de goma que protege la entrada.

PASO 5

El proceso de purgado se realiza de abajo a arriba. Aunque el sentido contrario es más cómodo por la acción de la gravedad, este nos asegura que el circuito queda libre de burbujas de aire. Presiona con el émbolo de la jeringuilla para que penetre el aceite limpio y en el extremo de la maneta se llenará el embudo con el aceite sucio.

PASO-5

PASO 6

Cuando el vaso se haya llenado sin rebosar sabremos que hemos introducido la cantidad suficiente de aceite limpio. Antes de retirarlo, coloca el listón de plástico del kit en el agujero central para evitar que vuelva a entrar aire en el conducto.

PASO 7

Antes de volver a colocar cada pieza en su sitio, aprovecha para aplicar desengrasante en la maneta del freno y en la pinza de las pastillas. Así limpiaremos cualquier gota que se haya podido derramar y dejaremos la zona limpia. Puedes aplicar aire a presión para agilizar el secado.

PASO-7

PASO 8

Una vez que vayas a poner a prueba los frenos ya purgados, bombea varias veces la maneta hasta recuperar el tacto. Puedes hacerlo también durante el proceso con el protector que bloquea los pistones puesto, así el bombeo de la maneta será directo.

Déjanos tus Comentarios