domingo, 05 - Jul - 2020
Inicio / ARTÍCULOS / RUTA: EL ALICANTE MÁS SALVAJE

RUTA: EL ALICANTE MÁS SALVAJE

APERTURA_AITANA_TRACKMTB

La Sierra de Aitana supera los 1.500m de altitud. Por lo que, a pesar del clima templado del Mediterráneo, podemos encontrarnos con frío, viento o lluvias en épocas en las que en la Costa Blanca se disfruta del baño en la playa. Aún así, en primavera y otoño, incluso en un buen día de invierno es una ruta muy agradable.

Texto y fotos: TrackMTB

Puedes leer el reportaje completo en el número 19 de Bikes World

Su mayor atractivo son las impresionantes vistas que podemos disfrutar desde su escarpada y abrupta cresta. Al sur el Parque Natural del Puig Campana y la costa mediterránea. Al norte, el Valle de Guadalest, el embalse y sus increíbles montañas. Al este y oeste macizos calizos de gran belleza y envergadura.

KM 0

Comenzamos en el área recreativa de la Font de Partagás, a 4 km de Benifato, en plena cara norte del macizo central de la Sierra de Aitana. Comenzamos la ascensión por el camino natural que continúa una vez se termina el asfalto, cerrado ya al tráfico y con bastante pendiente desde el principio.

A la cresta de la Sierra de Aitana no sube mucha gente en bici, es un terreno muy técnico y vertical, al vernos los lugareños su cara de asombro no nos deja impasibles. La subida al Collado de Tagarina es un camino ancho e inclinado pero que se sube bien, aunque algún tramo con piedra suelta nos puede hacer echar el pie a tierra.

KM 2

Al llegar al Collado, seguimos subiendo por el camino que hay a la izquierda con una gran pendiente. Empujaremos la bici unos 200 metros y llegaremos a la cresta, estamos a 1300 m de altitud. Hasta aquí el esfuerzo no ha sido especialmente duro, ya que llevamos pocos kilómetros. Poco a poco se va estrechando el camino hasta convertirse en un sendero de roca caliza suelta en el que se rueda bien, pero deberemos ir con cierto cuidado.

Paramos un momento porque es el punto más alto de la ruta desde donde podremos realizar fotos de los abrumadores paisajes hacia los cuatro puntos cardinales. Hay que tener precaución cuando nos asomemos a la cara norte, pues hay un gran precipicio con varios cientos de metros.

Seguiremos por un sendero de bajada también de caliza suelta, donde hay que frenar con suavidad, pues el terreno es muy deslizante. Es importante llevar las cubiertas en buen estado, ya que este tipo de roca es muy cortante y no será muy complicado reventar o pinchar.

RECURSO-(2)

La senda de piedra caliza se distingue del resto del terreno por su marcado color rojo.

Aún así la bajada hará disfrutar al amante del Enduro o el All Mountain. Solo encontramos un escalón difícil en este descenso.

KM 4

Llegamos a otro collado. Tomamos un sendero de bajada a la derecha cuya entrada está a 90º y marcada con hitos, por lo que no será difícil distinguirla. Esta es, probablemente, la zona más complicada de la ruta y la más técnica. Es un descenso por senda de 1,4 km con el mismo tipo de terreno, pero con dos partes donde hay mucha pendiente. Se puede hacer todo montado, pero si no se ve claro lo mejor es pasarlos caminando.

Mientras bajamos disfrutamos de las vistas de la cara norte del Puig Campana (1.410 m), que es el pico más alto cerca de la costa (10km) de la Península Ibérica.

KM 8

Al llegar al Paso del Contador, aprovechamos para comer algo, descansar y hacer algunas fotos del Valle de Sella y de la comarca de la Marina Baixa, donde se encuentra Xirles. Unos vecinos cuentan que llaman así al Paso del Contador porque era donde contaban el ganado que circulaba por esta zona. Es un punto frecuentado por alpinistas, senderistas y otros ciclistas.

Comenzamos el descenso más largo del día, bajando 650 metros por una pista de hormigón con fuerte pendiente.

RECURSO-(3)

KM 9

Giramos a la derecha en una entrada a un sendero marcada con hitos. Esta bajada es menos técnica, pero en alguna zona se estrecha por la vegetación. El descenso es divertido y espectacular, porque a la derecha tenemos la cara este de la Sierra de Aitana, con paredes calizas de cientos de metros, que sorprenden por su magnitud. Transcurridos 700 metros realizamos un giro de 90º por un sendero que aparece a la derecha. Éste va llaneando con divertidos ‘sube-baja’ por la falda de la pared de la cara este de la Sierra. Mientras a nuestra izquierda vamos divisando el Valle de Xirles, Altea, Calpe, el Peñón de Ifach y el mar.

Bajamos a continuación 400 metros por una divertida trialera, seguida de otra ratonera, con escalones, peraltes y alguna rampa que han colocado los riders locales. La zona es conocida como descenso de El Matet.

KM 15

Bajamos por un camino 300 metros hasta una curva a izquierdas con un giro de 120º para unos metros más adelante girar a la derecha. Recorremos este camino durante 400 metros y de nuevo torcemos a la derecha.
Seguiremos siempre este camino entre pinares. Veremos tramos de sendero paralelos a nuestra derecha que podemos tomar si queremos, al final se conectan con el camino principal.

KM 21

Dejamos el camino ancho y realizamos un giro a la izquierda para entrar en un sendero muy marcado, que recorremos durante 900 metros y que entra en Xirles, final de esta original y divertida travesía.

Déjanos tus Comentarios