sábado, 29 - Feb - 2020
Inicio / ARTÍCULOS / RUTA: SENDEROS DEL ALTO TAJO

RUTA: SENDEROS DEL ALTO TAJO

En total, se acumulan 11,5 km de bajada.

Nos desplazamos a la localidad de Trillo, en Guadalajara, situada a 136 km de Madrid, para recorrer algunos de los múltiples y exigentes caminos del Alto Tajo, que pondrán a prueba la fiabilidad de nuestras bicicletas. Además, podremos disfrutar del entorno del río, las cascadas, los cortados y del patrimonio cultural de la comarca de la Alcarria.

Texto y fotos: TrackMTB

A las puertas del Parque Natural del Alto Tajo, en el sureste de la provincia de Guadalajara, se sitúa Trillo, una pequeña localidad de poco más de 1.400 habitantes a orillas del río Tajo.

Desde el mismo núcleo urbano decidimos recorrer una ruta de 27,5 km desde uno de sus afluentes, el Cifuentes, cuya desembocadura en forma de cascada es uno de los atractivos naturales más visitados de la localidad. 956 m de desniveles, con cuatro espectaculares y divertidas bajadas enlazadas por subidas fáciles sobre pista forestal. Buena parte del perfil corresponde al trazado de la MYR Enduro Trillo, una prometedora prueba que acumula dos ediciones disputadas.

CUATRO BAJADAS Y ENLACES

La roca caliza y la arcilla, al igual que en el resto de la comarca, conforman un terreno compacto y de fácil gestión con la bici, aunque en condiciones de mojado o muy secas se torna bastante resbaladizo y técnico. Si no se está adaptado a este firme, costará habituarse en los primeros kilómetros, pero poco a poco, y con ayuda de las bajadas tan rápidas y asequibles que nos encontramos, conseguiremos controlar todas las trayectorias y desarrollar nuestras habilidades.

Desde Trillo nos dirigimos en dirección sureste hacia Viana de Mondéjar, una pequeña y acogedora pedanía del municipio situada en un fértil valle bañado por el arroyo de la Solana. Divisamos en la lejanía las torres de refrigeración de la central nuclear, mientras ascendemos suavemente por una cómoda pista forestal hasta comenzar la primera de las bajadas del perfil, a los 6 km del inicio.

Durante la ruta divisamos varias veces la silueta de las torres de refrigeración de la central.

Este primer descenso se inicia por un camino ancho que acaba siendo sendero, con algunos ‘tubos’ y roca suelta. También afrontamos algún pequeño salto, aunque en su kilómetro y medio de longitud se gana mucha velocidad sin utilizar grandes habilidades técnicas. La bajada desemboca en Viana de Mondéjar y desde allí se comienza a subir hacia las Tetas de Viana, unos característicos cerros cuya bajada, que forma parte de la MYR de Trillo, posee un cortado bastante complicado, que habrá que superar con sumo cuidado.

MIRADOR DE LA ALCARRIA

Seguimos bajando entre árboles de baja altura, a través de un divertido ‘singletrack’ con curvas cerradas. Regresamos a Viana de Mondéjar donde repetimos la misma subida hasta un collado situado en su parte intermedia.

En Trillo se puede admirar la desembocadura del río Cifuentes en el Tajo en forma de cascada.

Desde el punto más alto de la travesía, a 1.087 m, se divisa la central nuclear al norte y Viana de Mondéjar al sur. Toca bajar otra vez, esta vez durante más de 6 km. Es el descenso más largo de la ruta, con la primera parte muy empinada, presencia de cortados asequibles y con la vegetación rozando nuestros brazos. En este punto es importante dosificar la frenada de la rueda trasera por el terreno suelto y la inclinación.

El terreno favorable continúa al enlazar con un sendero paralelo al Camino de Viana, que ya habíamos cogido anteriormente para dirigirnos a Viana de Mondéjar. Aquí nos topamos con algún paso de roca bastante técnico y tramos de pedaleo, ya que la pendiente ha menguado de forma significativa.

COLOFÓN DH

A la altura del km 17, comienza la segunda parte de la ruta, que se hará muy amena. Arranca con un sendero prácticamente llano en bajada, con peraltes y pequeñas arboledas muy próximas a este. Llegamos a la Cueva del Carrabal y Las Hoyas, con un sendero rápido y fluido. De nuevo nos topamos con un cortado bastante pronunciado cuya recepción es buena y con una escapatoria que agradecerán los riders noveles.

La ruta se puede acabar en el circuito de motocross de Trillo, donde hay una bajada diseñada por los riders de la zona.

Tras casi 6 km de diversión con las dobles, el sendero desemboca al lado del Tajo en una pista forestal que discurre paralela a su cauce. 4,5 km nos separan de Trillo, punto de partida de la jornada que se nos ha hecho un poco corta. Si aún hay ganas de bajar más, existe un desvío hacia el circuito de motocross de Trillo, a 1 km del pueblo, para completar una breve subida hasta la última curva del circuito y lanzarse por una bajada de puro DH, diseñada por los riders de la zona.

El circuito comienza en un sendero rodeado de vegetación, no está muy transitado pero sí bien marcado. Existen varias escapatorias y opciones de realizarlo, todas ellas con final en Trillo. Consta de un kilómetro y en él se puede saltar y superar cortados, elevarse sobre rampas de madera y otras naturales de roca. Un colofón inigualable a una ruta de mucho ‘flow’ a los pies del Alto Tajo.

RUTA || ENDURO EN TRILLO

Lugar Trillo (Guadalajara)
Distancia 27,5 km
Duración aprox. 3:30 horas
Dificultad técnica Media
Dificultad física Media
Tipo de vía Sendero, pista forestal, asfalto
Altitud máxima 1.087 m
Altitud mínima 722 m
Desnivel 956 m
Estación ideal Primavera, otoño e invierno
Ruta Circular
Fuentes
Déjanos tus Comentarios