miércoles, 26 - Jun - 2019
Inicio / BRICO / SUSTITUCIÓN DEL CABLE Y LAS FUNDAS DEL CAMBIO

SUSTITUCIÓN DEL CABLE Y LAS FUNDAS DEL CAMBIO

APERTURA-cambio

La edad y el uso de la bicicleta influyen de manera determinante en las averías del cambio. El pulsador comienza a endurecerse y la relación de marchas sube, pero no baja. Esto se debe al deterioro del cable del cambio o de las fundas que lo conducen. La solución pasa por una intervención sencilla y muy útil. Te la mostramos en ocho pasos.

Puedes leer el artículo completo en el número 13 de Bikes World

PASO 1

Antes de comenzar, es muy importante situar la cadena en el piñón más pequeño, no sólo para que haya la menor tensión posible, sino también porque es el único modo de poder extraer el cable. Para comenzar con la sustitución, debemos retirar el terminal del cable del cambio y aflojar el tornillo prisionero con una llave allen de 5 mm.

PASO 2

Dependiendo de la marca de nuestra transmisión, el cable del pulsador se libera mediante un tornillo (Shimano) o un guardabarros (SRAM). Debemos cerciorarnos de que está colocado el piñón pequeño. De lo contrario, el cable no saldrá.

PASO-2

PASO 3

Con el cable liberado por ambos extremos procedemos a sacarlo de las guías. A continuación, repetimos la maniobra con los tramos de las fundas, desde el cambio trasero, pasando por el tubo horizontal y vertical, hasta el tramo más largo que parte del pulsador del cambio. Fíjate que las fundas están ancladas mediante terminales.

PASO 4

A la hora de realizar el corte de las nuevas fundas, un truco útil es usar como modelo los tramos de guía que hemos retirado, así no nos equivocaremos con la extensión. Comparamos la medida y con un alicate hacemos un corte limpio sobre la camisa. Podemos servirnos de un punzón para abrir la oquedad de la camisa nueva.

PASO-4

PASO 5

Es el momento de colocar las fundas nuevas en cada tramo correspondiente. Acoplamos los terminales a cada extremo para que quede bien fijado. Respecto a la longitud de las camisas nuevas, ha de ser suficiente para permitir el giro de cada parte móvil (manillar, basculante, etc.) pero sin excedernos pues reducirá la tensión y precisión del cambio.

PASO 6

Una vez que tenemos las fundas nuevas en el cuadro, hay que atravesar el cable por todos los tramos, comenzando por el agujero de la maneta que nos ha permitido extraerlo inicialmente. No olvides colocar en este paso todos los protectores de goma para el cuadro de los que disponga tu bicicleta.

PASO 7

En el último tramo de camisa, correspondiente al cambio trasero, tensamos el cable con la ayuda de un alicate. El cambio que hemos escogido como muestra es un Shimano Deore, que incorpora una ranura por la que encajar el cable antes de atarlo con el tornillo prisionero. Una vez apretado debemos cortar el cable dejando unos centímetros sobrantes para poder maniobrar en futuras intervenciones. Por último, colocamos el terminal y hacemos unas muescas con el alicate de corte para que haga tope.

PASO-7

PASO 8

Con el cable y las camisas sustituidas, es el momento de comprobar que la tensión es la adecuada. Desde el tensor de la maneta podemos hacer el ajuste regulando el giro si necesitamos mayor o menor tensión. Este ‘brico’ conviene realizarlo cada 6 meses o una vez al año, en función del funcionamiento del cambio o la suciedad almacenada en las fundas.

Déjanos tus Comentarios