domingo, 05 - Jul - 2020
Inicio / BRICO / SUSTITUCIÓN DEL DISCO DE FRENO

SUSTITUCIÓN DEL DISCO DE FRENO

APERTURA_BRICO

Se recomienda cambiar el disco cuando su grosor sea inferior a un milímetro.

Los frenos de disco son unos de los componentes de nuestra bicicleta más sofisticados. Independientemente de su diámetro, resisten altas temperaturas y están sometidos a una fuerte fricción con la obligación de conservar una frenada eficaz. A pesar de ello, se desgastan. Por lo tanto, tarde o temprano llega el momento de sustituirlos. Una intervención muy sencilla que debes dominar si no quieres estropear el disco nuevo o las pastillas de freno.

Puedes leer el reportaje completo en el número 20 de Bikes World

DIFICULTAD: FÁCIL
DURACIÓN: 15 MINUTOS

HERRAMIENTAS:

· Llave Torx 25
· Llave dinamométrica
· Líquido fijatornillos

PASO 1

Si nuestro disco ha perdido su grosor hasta quedar por debajo del milímetro, producto de su desgaste, o bien si se ha deformado debido a un golpe, nos vemos obligados a sustituirlo por uno nuevo. El primer paso será retirar la rueda del cuadro, atendiendo al tipo de eje que monte nuestra bicicleta, pasante o de cierre rápido.

PASO 2

Liberada la rueda, podemos comenzar a extraer el disco antiguo, utilizando una llave de Torx del 25. Puesto que este disco no volverá a ser usado, no importa ni el orden escogido para desatornillar los tornillos ni si tocamos con los dedos el disco. Ganarás tiempo si sueltas primero una vuelta cada uno de ellos y después los retiras sin necesitar hacer fuerza.

PASO-2

PASO 3

Antes de colocar el disco nuevo, debes tener muy presente que los discos llevan una posición concreta en el sentido de la rotación. Si no respetamos este sentido, tanto el disco como las pastillas se estropearán rápidamente. Puede estar indicado por flechas, pero no siempre. En ese caso guíate por el sentido de la lectura del logo de la marca o las indicaciones del diámetro.

PASO 4

Los tornillos nuevos suelen venir con líquido fijatornillos impregnado. Si no es así, asegúrate de aplicar este líquido a los tornillos que anclan el disco. En este caso, sí es de vital importancia manipular el disco nuevo sin tocar con los dedos la superficie por la que actúan las pastillas.

PASO 5

Es turno de fijar el disco nuevo a la rueda. En este caso sí debemos respetar un orden específico de atornillado, en forma de estrella o de cruz, es decir, enfrentando cada tornillo. Este primer apriete sólo debe dejar los tornillos presentados, sin anclarlos, dejando suelto el disco, usando la llave de Torx del 25.

PASO-5

PASO 6

Con los tornillos presentados debemos recurrir a la llave dinamométrica para aplicar el par de apriete específico. Si el disco no indica el par que necesita, puedes regirte por el estándar de 6 Nm. Recuerda respetar el orden en forma de estrella a la hora de fijar cada tornillo.

PASO 7

El disco nuevo ya está anclado en la rueda y listo para detener la bici como el primer día. Normalmente, la operación de cambio de disco implica una sustitución de las pastillas para que todo el sistema de frenado actúe de forma homogénea. Recuerda aplicar una frenada progresiva evitando clavar el freno en los primeros usos.

Déjanos tus Comentarios