domingo, 23 - Sep - 2018
Inicio / ¡A PRUEBA! / TEST: SPECIALIZED EPIC 2018

TEST: SPECIALIZED EPIC 2018

La Specialized Epic es la bicicleta de montaña más laureada en el Cross Country de competición. Desde su nacimiento, una auténtica revolución en el sector allá por 2001, su palmarés cuenta con 96 victorias internacionales, incluyendo las tres grandes: Juegos Olímpicos, Mundial y Cape Epic.

Por Ignacio Cacharrón | Fotos TrackMTB

Esta campaña ha sido la escogida por la firma de Morgan Hill para el lanzamiento de la sexta generación de su doble suspensión de referencia. Una renovación que no pasa por un simple lavado de cara sino que supone un enorme salto cualitativo sobre un producto que ya rozaba la perfección. La nueva Epic es más rápida, más ligera y más ‘inteligente’.

El cuadro ha sufrido una profunda actualización de la geometría, adaptada a las exigencias técnicas del Cross Country de última generación. El reach crece 10 centímetros mientras que el ángulo de la dirección se relaja a 69,5º (1,5º menos que la versión precedente).  La potencia se acorta para compensar el incremento de longitud del triángulo delantero mientras que las vainas se han recortado hasta los 435 mm. La Epic 2018 propone además una postura durante el pedaleo más vertical merced a un ángulo del sillín de 74,5º. Líneas y ángulos dirigidos a potenciar la estabilidad y el control.

 

OPERACIÓN BIKINI

Una de las mayores demandas de los fieles seguidores de la S rasgada era rebajar el peso de la Epic acorde a las cifras lograda por la competencia. De nuevo, Specialized da un golpe sobre la mesa ‘adelgazando’ todos sus cuadros. La versión 2018 es ahora íntegramente en carbono (incluyendo el basculante) y, los montajes facturados en fibra Fact 11, como el Comp que hemos probado, rebaja su peso en 525 gramos, 345 gramos en la versión S-Works  con carbono Fact 12.

Esta optimización de la distribución de las fibras es una extensión del concepto Rider First Engineered que comenzó con la Tarmac de carretera y también fue aplicado el pasado año a la Epic HT. En función de la talla, cada cuadro recurre de modo inteligente a un laminado de las fibras específico según la rigidez o elasticidad buscada.

Una de las principales causas de ésta pérdida de peso viene dada por el sorprendente cambio en el esquema de suspensión de la nueva Epic. Specialized ha retirado el tradicional punto de giro en las vainas, seña de identidad del sistema Horst Link-FSR, para confiar en las propiedades flexibles y absorbentes del carbono a la hora de completar los 100 mm de recorrido. Esta medida ha eliminado de un plumazo 150 gramos de peso y favorece un comportamiento más inmediato en la aceleración.

Para compensar la inevitable pérdida de sensibilidad en esta modificación de la suspensión, la firma norteamericana ha modificado por completo el amortiguador y la ubicación de una de sus principales señas de identidad: la válvula de inercia o el reconocido sistema Brain.

Este dispositivo, que ahora se ubica detrás del eje de la rueda trasera, procesa las irregularidades del firme y envía la información al amortiguador para definir el flujo de aceite y, por tanto, proporcionar la absorción necesaria.

 

PURA ACELERACIÓN

El montaje Comp que hemos probado corresponde al primer precio con cuadro de carbono. Está vestido con una selección de componentes que permiten conservar su carácter racing conteniendo el precio final. Todos los modelos están optimizados para transmisiones monoplato, como el SRAM GX 1×11 de esta versión, que compensa la falta de desarrollo de la duodécima corona de las versiones Eagle con un plato de 30 dientes en lugar del 32 que montan los montajes superiores. Los bikers más rodadores echarán en falta un desarrollo que permita rodar a velocidad punta en llano, pero esta opción saca a relucir las virtudes escaladoras de la nueva Epic.

La ubicación del Brain, más cerca del eje de la rueda, facilita la transmisión de la información del terreno de forma inmediata. La suspensión actúa con total autonomía bloqueándose ante las rampas más pronunciadas y permitiendo una suave y siempre eficaz absorción en los terrenos más técnicos. Gracias a ello, es totalmente prescindible la presencia de bloqueo remoto. Sin embargo, el modelo Comp carece de la tecnología Brain en la horquilla (los modelos superiores sí incorporan el cartucho), lo que nos obliga a recurrir al ajuste de la compresión del recorrido desde el dial de la botella.

La Epic 2018 desprende aroma a competición. Sus líneas agresivas nos invitan a pedalear sin concesión extrayendo todo nuestro rendimiento. Aun tratándose de una bala de puro XC, la actualización en su geometría aporta una notable capacidad de descenso, casi como si de un modelo Trail se tratase. Trialeras, curvas imposibles y saltos largos se suceden gracias a la ligereza de sus tubos, que nos permiten despegar ambas ruedas con suma facilidad.

Las actualizaciones en la geometría y el empuje que facilita la enorme rigidez del conjunto hacen de esta doble suspensión una bala para competición, con una aceleración única. La sensibilidad de la trasera, regulable mediante la válvula Brain, desaparece en el momento que necesitamos arrancar con potencia. Esa clase de reacciones que marcan las diferencias frente a rivales y nos hacen disfrutar de una experiencia de competición en cualquier tipo de ruta.

 *Puedes leer el test completo en el número 50 de Bikes World.

 

SPECIALIZED EPIC COMP CARBON

Precio 3.999,90 €
Peso 11,53 Kg (talla M sin pedales y con portabidón)
Cuadro Carbono Specialized FACT 11m
Horquilla RockShox Reba RL 29 100 mm
Amortiguador Amortiguador RockShox/Specialized Micro Brain
Manillar Specialized Mini-rise, aluminio 6000, 720 mm
Potencia Specialized XC, aluminio forjado 3D
Pulsador SRAM GX, pulsador, 11-velocidades
Pedalier BB roscado, eje 24mm
Bielas Race Face Aeffect, 6000 Series aluminio, 30 d
Cambio SRAM GX, caja larga, 11-velocidades
Frenos SRAM Level TL, 160/180 mm
Cadena KMC X11, 11-velocidades con Missing Link™
Cassette SRAM XG 1150, 11-velocidades, 10-42
Ruedas Roval Control 29, 22 mm ancho, tubeless-ready
Cubiertas Fast Trak, compuesto GRIPTON, 29×2.3 + 2.1”
Tija Aluminio, 30.9 mm
Sillín Body Geometry Phenom Comp, diseño Adaptive Edge, 143mm
Pedales Specialized Plataforma, eje de 9/16″
Tallas S, M, L, XL
Colores 2
Web specialized.com/es

 

GEOMETRÍA

Talla M

(A) Distancia entre ejes

(B) Longitud de vainas

(C) Longitud tubo vertical

(D) Longitud tubo horizontal

(E) Ángulo del sillín

(F) Ángulo de dirección

A 1.123 mm
B 438 mm
C 434 mm
D 595 mm
E 74,5º
F 69,5º
Déjanos tus Comentarios
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.